ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

lunes, 9 de abril de 2012

La momia




Valoración personal: 7/10.

Ficha técnica:

Título: La momia

Título original: The Mummy

Año: 1959

Duración: 88 min.

País: Reino Unido

Director: Terence Fisher

Guión: Jimmy Sangster

Música: Franz Reizenstein

Fotografía: Jack Asher

Reparto: Peter Cushing, Christopher Lee, Yvonne Furneaux, Eddie Byrne, Felix Aylmer, Raymond Huntley, George Pastell, Michael Ripper

Productora: Hammer Film Productions

Género: Terror. Aventuras. / Siglo XIX.

¿De qué va?:

Egipto, finales del siglo XIX. Stephen Banning (Felix Aylmer) y Joseph Wemple (Raymond Huntley), en compañía del hijo de Banning, John (Peter Cushing), dirigen una expedición arqueológica cuyo objetivo es descubrir el lugar en donde fue enterrada, hace 4000 años, la princesa Ananka. Finalmente, logran su objetivo. El problema viene cuando Stephen lee un pergamino sagrado en el que está escrito un conjuro que resucita a Kharis (Christopher Lee), un hombre momificado desde hace milenios que deja al arqueólogo sumido en un estado de locura. Tres años después, en Inglaterra, cuando todo parece estar olvidado, Kharis asesina a Stephen en el manicomio. La momia, bajo las órdenes de su anfitrión, Mehemet Bey (George Pastell), pretende vengarse de todos los que profanaron la tumba en Egipto. John Banning y Joseph Wemple temen ser los siguientes...



Comentario:

La Hammer continuó en 1959 revitalizando los clásicos de terror de la Universal, adaptándolos a las nuevas audiencias, a todo color. Tras obtener muy buenos resultados con Frankenstein y Drácula, el siguiente monstruo en ser elegido por la compañía fue la momia.

Sin embargo, aunque el film contara con la dirección de Terence Fisher y con un presupuesto de unas 100.000 libras de las de por aquel entonces, su calidad resultó ser claramente inferior a la de anteriores producciones del director. Y, sinceramente, no sé el porqué. Aún así, me parece una joya de la Hammer.

Vayamos por partes. Primero hablaré de sus puntos negativos; después, de sus virtudes.

Los escenarios. Es ahí en donde más flaquea el film. Sobre todo al principio, en el que vemos una zona de Egipto que se nota a la legua que ha sido recreada en una pequeña habitación de un estudio de grabación. Menos creíble resulta el interior de la tumba de la princesa Ananka. Al llevar unos 4000 años sepultada bajo tierra, lo normal sería encontrársela algo ruinosa, llena de telarañas, etc... En resumen, que se note que el lugar es viejo, muy viejo. Pero no, para nada. El lugar está impoluto.

Hacia la mitad de metraje, por medio de un flashback de quince minutos, se nos narra el entierro de la princesa en ese mismo lugar. Curiosamente, podemos comprobar que en 4000 años no ha cambiado absolutamente nada. Pero que esté en perfecto estado a pesar del paso de los milenios no es el único fallo. El escenario en sí es pobre, cutre; no tiene muchos detalles, que digamos, y eso que es la tumba de una personalidad importante del antiguo Egipto... Pero lo peor de todo es ver como incluso las rocas del exterior están en el mismo lugar que en el presente. Sin comentarios.

Otro punto negativo a destacar es la forma con la que Fisher, limitado por la escenografía, rodó algunas escenas. Fisher las rodó sirviéndose de planos estáticos, sin movimientos de cámara. Y, claro, cuando uno ve en una película un diálogo entre dos personajes, como aquel de cinco minutos entre John Banning y el inspector de policía en la mansión del primero, en el que no hay primeros planos de los personajes, ni tampoco planos medios de la escena, no resulta muy difícil que el espectador se quede dormido, por muy interesante que sea la conversación.

De todas formas, estos fallos en los escenarios y en la forma en la que Fisher rodó esas escenas, por medio del mismo ángulo estático, se ven compensados por las actuaciones de Peter Cushing como John Banning, con todo el porte y la presencia que le caracteriza, y Christopher Lee como la momia Kharis, quien, por medio de su mirada, mezcla de tristeza y furia vengativa, consigue transmitir miedo e inquietud al espectador. De entre las dos actuaciones, destacaría la del segundo. Es increíble lo que sufrió Lee durante el rodaje de este film, y no sólo lo digo porque estuvo cubierto por un kilo de maquillaje que dificultaba sus movimientos, sino también porque sufrió cortes con cristales al atravesar una ventana y heridas debidas a las pequeñas explosiones que simulaban las balas que se incrustaban en su cuerpo. Eso sí que es un tipo duro y lo demás es tontería...

El descenso de calidad en la escenografía de Bernard Robinson se ve compensado por los escenarios finales, a destacar el de la ciénaga, un escenario 100% hammeriano. De hecho, los 20 minutos finales, gracias a las capacidades artísticas de Fisher y su equipo, logran que nos olvidemos de todos los fallos que hemos visto, ya que en ellos la acción, envuelta por una ambientación más que notable, se sucede casi sin descanso. También ayuda la presencia de la momia. La sensación de que pueda atacar de un momento a otro, con total brutalismo, es constante. Sin duda, un notable por la atmósfera conseguida en toda la parte final del metraje.

El estreno de "La momia" dejó fríos a muchos espectadores, e hizo que la Hammer cancelara su proyecto de realizar un remake de "El hombre invisible" de James Whale. Curiosamente, fue el único monstruo clásico de la Universal que no revitalizaron.

Hoy en día, y por increíble que parezca, el tiempo ha hecho que "La momia" haya envejecido mejor de lo que cabría esperar. Incluso se realizaron dos películas más sobre el personaje, ya con otro reparto y bajo la dirección de otros directores, tituladas "La maldición de la momia" (1964, Michael Carreras) y "El sudario de la momia" (1967, John Gilling).

Una cosa está clara, y es que aunque esta versión de la momia por parte de la Hammer no llegue al nivel de calidad alcanzado por los films de Frankenstein y Drácula, no por ello deja de ser un auténtico clásico del cine de terror con cierto toque pulp y, en mi opinión, una joya más de la compañía que da lo que promete.

Imágenes:

















5 comentarios:

Einer dijo...

Vaya ritmo has cogido con la Hammer. Esta no la he visto pero sí la de la Universal y para mí es el monstruo más flojo de todos los clásicos. Supongo que es una impresión personal, pero al lado de un vampiro, un hombre lobo o Frankenstein, una momia no me dice nada.

El hombre invisible de Whale me parece mucho mejor que La momia de Freund y creo que un remake de la Hammer podría haber dado mucho juego. Otra más a la lista de lo que nunca veremos de la Hammer, como Zeppelin vs. Pterodactyls.

Ciudadano Postmoderno dijo...

Esta película la vi muy de peke y me dio bastante canguelo xD

El Tipo de la Brocha dijo...

Lo bueno de esta versión de la momia es que la momia lo parece. En el clásico de Universal se echaban en falta las Vendas.

Raül Calvo dijo...

Prefiero la momia de la Universal.

Roy D. Mustang dijo...

@Einer: ¿sólo con la Hammer...? XD Bueno, a mí el monstruo más flojo me parece el hombre lobo, aunque con el paso de las décadas es el que, junto a Drácula, ha tenido mejores reinterpretaciones. O, bueno, más que mejores, originales.

@Ciudadano Postmoderno: ains, que fácil se asusta uno de peke...

@El Tipo de la Brocha: a mí me gustan las dos, aunque quizás me guste un poco más la de Karloff.

@Raül Calvo: te digo lo mismo que a El Tipo de la Brocha.