ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

sábado, 26 de mayo de 2012

The Evil of Frankenstein




Valoración personal: 7/10.

Ficha técnica:

Título: The Evil of Frankenstein

Título original: The Evil of Frankenstein

Año: 1964

Duración: 84 min.

País: Reino Unido

Director: Freddie Francis

Guión: Anthony Hinds

Música: Don Banks

Fotografía: John Wilcox

Reparto: Peter Cushing, Peter Woodthorpe, Duncan Lamont, Sandor Elès, Katy Wild, David Hutcheson, James Maxwell, Kiwi Kingston

Productora: Hammer Films

Género: Terror. / Monstruos.

¿De qué va?:

El barón Frankenstein (Peter Cushing), en compañía de su ayudante y pupilo, Hans (Sandor Elès), vuelve a Karlstaad, su pueblo natal, de donde fue expulsado años atrás por haber dado vida a un ser abominable. Una vez llega a su destino, descubre que el monstruo que creó no murió, como él mismo pensaba, sino que se ha mantenido vivo todos esos años en estado de congelación, atrapado en el hielo de las montañas. Tras descongelarle, al barón no le quedará otra que contratar a un hipnotizador ambulante, llamado Zoltan (Peter Woodthorpe), para reanimar a su creación, lo cual le traerá más de un problema...



Comentario:

Tras "La venganza de Frankenstein" (1958, Terence Fisher), parecía que ya no era posible que los de la Hammer realizaran más secuelas del Frankenstein interpretado por Peter Cushing. Y no las hubo. Lo que sí que hubo fueron nuevas entregas en las que este actor volvía a interpretar a dicho personaje. Nuevas entregas independientes las unas de las otras, que no guardaban ninguna relación con las dos primeras películas, ni con las demás. "The Evil of Frankenstein" es, pues, un reinicio o, como se suele decir hoy en día, un reboot de la saga. Lo mismo se podría decir de cada una de las películas que vinieron después.

En esta ocasión, la dirección estuvo a cargo de Freddie Francis, ya que Terence Fisher, el director de "La maldición de Frankenstein" y la secuela directa de ésta, "La venganza de Frankenstein", no estaba disponible. Lo bueno es que Peter Cushing sí que estaba disponible para volver a adoptar de nuevo el rol del barón.

El barón Frankenstein de esta tercera entrega es distinto al de las dos anteriores. Aquí se nos presenta más como un antihéroe que como un villano megalomaníaco.

Mientras el barón de "La maldición..." y "La venganza..." era capaz de asesinar con tal de poder llevar a cabo sus experimentos, el barón de "The Evil of Frankenstein" no. De todas formas, sigue cometiendo ciertos actos que dan que pensar, como el robar cadáveres...

Tampoco es tan sumamente arrogante y misántropo como el barón de "La maldición..." y "La venganza...". De hecho, le veremos afirmando, en un arrebato de humildad, que no siempre tiene razón en lo que dice. También seremos testigos de cómo da cobijo en su castillo a una joven sordomuda, lo cual, sumado a lo anterior, le da cierta humanidad al personaje, haciendo que empaticemos fácilmente con él y nos pongamos de su parte, aunque no sea precisamente una buena persona.

Y es que sólo hay que ver el odio y rencor que siente hacia aquellos que le traicionan o arruinan sus experimentos. No llega a matarles, pero ganas no le faltan... Dicho odio le hará actuar de forma impulsiva contra aquellos que le expulsaron del pueblo años atrás, lo que le llevará a meterse en más de un lío...

La actuación de Peter Cushing eclipsa a los demás actores. En cuanto al resto de actuaciones, destacaría la de Peter Woodthorpe como Zoltan el hipnotizador, personaje al que vemos como el auténtico villano de la historia. Este tipo, de carácter grosero y maleducado, se dedica a usar a la criatura de Frankenstein como una herramienta para obtener oro y riquezas, así como para vengarse de aquellos que no le permitieron trabajar sin licencia en una feria que se estaba celebrando en Karlstaad. En resumen, utiliza a la criatura en beneficio propio.

Esto último recuerda al comportamiento de Ygor, personaje al que interpretó el actor húngaro Bela Lugosi en la genial "La sombra de Frankenstein" (1939, Rowland V. Lee). Así mismo, y puestos a realizar comparaciones entre esta película y las antiguas producciones frankenstianas de la Universal, el aspecto de la criatura es muy, pero que muy parecido al de Boris Karloff en "El doctor Frankenstein" (1931, James Whale). Eso sí, objetivamente hablando, el maquillaje que Roy Ashton aplicó en el luchador neozelandés Kiwi Kingston no es que sea muy bueno, que digamos... Aun así, me gusta.

"The Evil of Frankenstein" es injustamente considerada por muchos como la peor incursión sobre el mito de Mary Shelley de la Hammer. Y sí, en parte estoy de acuerdo; pero en lo que no estoy de acuerdo en absoluto es en que es una película mala. No, no lo es. Para nada. 

La mayoría de las críticas negativas que he leído hacia este film dicen que esta es una película que no innova, y que tan sólo se dedica a copiar a los films de Frankenstein de la Universal de los años 30.

Y, vale, en parte es así, pero es que "The Evil of Frankenstein" es un claro homenaje por parte de la compañía británica a la otra compañía de origen americano de la que es deudora. Un homenaje en el que se mezcla el tono y estilo de los films clásicos de la Universal con los de la Hammer, obteniendo unos resultados bastante buenos; tan sólo hay que ver los decorados, los cuales son de los mejores que he visto en una producción de la casa del martillo.

Hay escenas que recuerdan poderosamente a otras que ya se vieron en los films de la Universal. Ejemplos de este tipo de escenas son el flashback en el que el barón Frankenstein nos relata la creación de su monstruo, el cual tiene un origen muy parecido al de la criatura interpretada por Karloff en "El doctor Frankenstein", o aquella otra escena en la que el barón descubre a la criatura atrapada en el hielo, la cual es idéntica a la que se vio en "Frankenstein y el hombre lobo" (1943, Roy William Neill).

Todas estas escenas no las veo como un plagio, como dicen algunos; sino como un homenaje al trabajo de James Whale y demás directores de los años 30 y 40. El director de la presente película, Freddie Francis, tenía muy claro lo que quería hacer: un film que homenajeara a las antiguas producciones del moderno prometeo, y que, por ende, fuese más parecido a éstas que a las dos entregas anteriores de la Hammer, en las cuales se reinventaba por completo la figura del doctor y su creación.

En fin, aunque "The Evil of Frankenstein" sea considerada por muchos como la entrega más decepcionante de la saga, a mí me parece una película bastante buena y entretenida. Cierto es que no aporta nada nuevo al personaje, y que básicamente se limita a repetir y a mezclar lo que ya se había visto con anterioridad en otras producciones; pero, lo dicho, al menos entretiene, no llega a aburrir en ningún momento, los decorados no están nada mal y, qué demonios, vemos a Peter Cushing, que eso ya es decir mucho. 

Recomendada no como un remake de "El doctor Frankenstein" y sus secuelas, sino como un escalofriante homenaje a las mismas. Un complemento o aperitivo final perfecto para ver después de las otras entregas hammerianas del barón.

Imágenes:























2 comentarios:

El Tipo de la Brocha dijo...

Cushing está bien, pero me gusta más su Frankenstein sociópata y obsesivo.

Roy D. Mustang dijo...

Sí, a mí también.