ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

domingo, 6 de mayo de 2012

El carnaval de las almas




Valoración personal: 8/10.

Ficha técnica:

Título: El carnaval de las almas

Título original: Carnival of Souls

Año: 1962

Duración: 78 min.

País: Estados Unidos

Director: Herk Harvey

Guión: John Clifford

Música: Gene Moore

Fotografía: Maurice Prather (B&W)

Reparto: Candace Hilligoss, Frances Feist, Sidney Berger, Art Ellison, Stan Levitt, Tom McGinnis, Forbes Caldwell, Dan Palmquist, Bill de Jarnette, Pamela Ballard

Productora: Herts-Lion International

Género: Terror. / Sobrenatural. Fantasmas. Serie B. Película de culto.

¿De qué va?:

Mary Henry (Candace Hilligoss) es una joven que viaja en coche con dos amigas. Durante el trayecto, se cruzan con unos amigos que van en otro coche, quienes les proponen a las chicas una carrera de autos, la cual aceptan. Sin embargo, dicha carrera termina de forma trágica e inesperada, ya que el coche en el que viajan las jóvenes se precipita desde un puente colgante a un río, hundiéndose en sus aguas. Parece que no ha habido supervivientes; pero, milagrosamente, Mary emerge de las fangosas aguas sola y desorientada. Pronto se da cuenta de que el mundo ha cambiado, y de que, en algunas ocasiones, nadie la escucha, como si fuera un alma errante que no ha llegado al más allá. Así mismo, tiene extrañas visiones; visiones de un tipo de rostro pálido y mirada penetrante (interpretado por Herk Harvey) que parece acosarla allá donde va. Un tipo de aspecto similar al de otros seres que parecen habitar un gran edificio abandonado que era usado como sala de baile en el pasado...



Comentario:

Herk Harvey era un director especializado en documentales y películas informativas estadounidenses. A principios de los 60, tuvo la idea de dirigir esta producción tras visitar un parque de atracciones abandonado en Salt Lake City, Utah. Por supuesto, sería una cinta de terror con una atmósfera como la del lugar que visitó, o sea, una atmósfera tétrica, deprimente y extraña, que evocara a tiempos pasados que fueron mejores que el presente. Con un presupuesto ínfimo, entre unos 18.000 y 30.000 $ de aquella época, y rodada en tan sólo tres semanas, Harvey consiguió realizar una película de terror que en la actualidad está considerada como un film de culto. Y es que en su día, debido, en parte, a la poca campaña publicitaria que tuvo y al poco prestigio de su director, la cinta fue relegada al más absoluto de los olvidos...

Lo que más me gusta del film es esa metáfora que se crea sobre la soledad, sobre la tristeza y desmotivación a la hora de seguir adelante que ésta provoca. Antes del accidente, nos hacemos a la idea de que Mary, la protagonista absoluta de la historia, tenía una buena vida social en compañía de sus amigas. Después del accidente, del que tan sólo ella sobrevive, ésta se muestra reacia a mantener relaciones con otras personas, sean de amistad o de pareja. Tampoco cree en ninguna religión. Por estas cosas, en un momento dado será acusada de no tener alma. Acusación que a ella no parecerá importarle en absoluto, como tampoco parece importarle nada de lo que la rodea. Mary vive sin ganas de nada. Nada le importa ni le interesa. Nada, salvo una edificación abandonada que se halla cerca de su nuevo lugar de trabajo; una edificación que, al igual que ella, parece haber pasado por tiempos mejores. Una edificación a la que nadie, salvo en contadas ocasiones, presta atención en la actualidad.

No serán pocas las escenas en las que tengamos la sensación de que algo extraño pasa, como si después del accidente estuviésemos contemplando los últimos pensamientos de Mary, o una especie de sueño con algunos momentos de pesadilla. Constantemente nos preguntamos si lo que vemos es real o no, sobre todo en aquellas escenas en las que algo sucede en pantalla, y, justo a continuación, todas las personas que están alrededor de Mary ignoran su presencia, como si ésta no estuviese ahí, como si la pobre muchacha estuviera a caballo entre el mundo terrenal (el de los vivos) y el más allá (el de los muertos).

Podríamos considerar a las actuaciones correctas. Tirando a malas, diría. Y es que el reparto estaba formado por gente inexperta y actores novatos que no habían actuado en su vida. O eso parece... De todas formas, las actuaciones, al igual que la incoherente forma con la que se realizó el montaje de escenas, encajan a la perfección con esa atmósfera onírica y lúgubre que se crea. Lo mismo ocurre con la banda sonora, que se sirve de temas simples tocados con un órgano; temas tan simples como tétricos e impactantes en relación a lo que contemplamos.

Que todo encaje tan bien, y que estas pobres características técnicas formen un todo tan efectivo, me lleva a pensar que igual Harvey cometió todos esos errores (o aciertos) de realización queriendo. Incluido el montaje de escenas, el cual ejemplificaré con una escena en la que vemos a Mary en un lugar y, al segundo siguiente, la vemos terminando de bajar unas escaleras. Me pregunto si esta forma de dirigir un film influiría, en cierto modo, en futuros directores de cine de terror como Lucio Fulci.

Lo que sí está claro es que esta película fue una de las más influyentes en el director George A. Romero y su ópera prima "La noche de los muertos vivientes". Al ver el presupuesto con el que contó Harvey para dirigir "El carnaval de las almas", el cual casi llegaba a los bajísimos presupuestos de las producciones de serie Z, se dio cuenta de que él también podría llevar a cabo su proyecto con poco dinero. Así mismo, la estética de los seres fantasmales que aparecen en el film de Harvey son una clara influencia de aquellos primeros zombies de Romero. Además, la ambientación, la atmósfera e incluso la tétrica banda sonora también influyeron, en cierta forma, en el clásico del subgénero zombie por excelencia.

Como decía al final del primer párrafo de este comentario, la cinta fue relegada al olvido. Durante nada más y nada menos que treinta largos años, hasta finales de los 80, momento en el que fue rescatada del olvido y cuando se empezó a formar un culto de fans a su alrededor. Desde entonces, el número de admiradores al único trabajo de Harvey como director de cine ha ido aumentando progresivamente. De esta forma, "El carnaval de las almas" es toda una película de culto, de esas que en su día no cosecharon éxito alguno; pero, años después, recibieron las buenas críticas y el reconocimiento por parte del público que se merecen. Además, junto con "La noche de los muertos vivientes", esta es una de esas películas que se suelen emitir a menudo en Estados Unidos en la noche de Halloween. Un clásico absoluto del cine de terror, sin duda. Un clásico que por su confuso, inesperado y deprimente final, entre otras cosas, estuvo realmente adelantado a su época.

Para terminar, os diré que huyáis de dos cosas: de la versión en color, ya que el haberla coloreado es un auténtico crimen que le resta impacto visual y, sobre todo, belleza a las imágenes del film, y del cutre y pésimo doblaje en español. Si podéis, haceros con la edición en DVD de Criterion, que, como suele ser habitual en sus ediciones, es muy, pero que muy buena.

Imágenes:





















5 comentarios:

Raül Calvo dijo...

No sabía que la edición de Criterion todavía está disponible, cuando lo comenté en mi blog ya hacía tiempo que la tenía.

Javier Simpson dijo...

Tremendas las fotos. Mañana te leo que hoy estoy muy cansado y me voy a dormir.

Ya te diré que me pareció tu comentario. Lo leeré con lupa :-P Naaa, seguro que lo haces como nos tienes acostumbrado, de cine...

Hasta después, Roy

El Tipo de la Brocha dijo...

Como vea una sola vez más la carátula del DVD de esta película, voy a reventar. ¡Me lo encuentro en todos lados! Ya no quiero ni ver la película y mirar que me atrae el argumento.

Aprovecho para decirte que al final me he comprado el pack en DVD de Los mejores monstruos Christopher Lee. Creo que reúne algunas de las mejores películas de Hammer y estaba harto de esperar a los Blu-Ray.

Roy D. Mustang dijo...

@Raül Calvo: no lo sé. Yo la compré hará cosa de un año por ebay.

@Javier Simpson: léalo cuando Ud. desee, jeje. Muchas gracias.

@El Tipo de la Brocha: en realidad te pasa como a la prota de este film. Mientras que ella se topa en todas partes con un tipo raro, tu te topas con la portada de esta peli. Está todo relacionado.

Sé cual es ese pack. Lo malo es que faltan algunas de las 7 películas de Drácula que Lee hizo para la Hammer. Ya hablaré de ellas una por una. En orden, ¿ok?

Ex Nihilo dijo...

Aunque tengo que reconocer que el resultado final no me terminó de convencer, esta película es especial por su tono onírico y por un final que resulta bastante adelantado para su tiempo.