ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

domingo, 17 de junio de 2012

Las tres caras del miedo




Valoración personal: 10/10.

Ficha técnica:

Título: Las tres caras del miedo

Título original: I Tre volti della paura

Año: 1963

Duración: 95 min.

País: Italia

Director: Mario Bava, Salvatore Billitteri

Guión: Mario Bava, Alberto Bevilacqua, Marcello Fondato (Historias: Ivan Chekhov, F.G. Snyder, Aleksei Tolstoy)

Música: Roberto Nicolosi

Fotografía: Ubaldo Terzano

Reparto: Boris Karloff, Mark Damon, Michèle Mercier, Susy Andersen, Massimo Righi, Glauco Onorato, Rika Dialina, Lidia Alfonsi, Jacqueline Pierreux

Productora: Coproducción Italia-Francia-USA

Género: Terror. / Película de episodios.

¿De qué va?:

Tres historias de terror. En la primera, una mujer recibe extrañas llamadas por teléfono en las que un desconocido amenaza con matarla. En la segunda, el patriarca de una familia de campesinos del siglo XIX regresa a su hogar convertido en una especie de vampiro. En la tercera, la cual se desarrolla a principios del siglo XX, una enfermera le roba el anillo al cadáver de una de sus pacientes, quien murió en plena sesión de espiritismo.



Comentario:

Inicio

Como decía en anteriores comentarios, Mario Bava fue el creador de la escuela del terror italiano. En "Las tres caras del miedo" demuestra, con creces, ser un auténtico maestro del género.

La cinta comienza con una introducción en la que Boris Karloff, el mítico actor que interpretó al monstruo de Frankenstein en "El Doctor Frankenstein" (1931, James Whale), se dirige a nosotros, los espectadores, dándonos la bienvenida y advirtiéndonos de lo que vamos a ver; algo que, según él, da mucho miedo.

Il Telefono

El primer capítulo se titula "Il Telefono", y es el más flojo de los tres que componen el film; pero eso no quiere decir que sea malo. Como introducción está bastante bien.

Una joven y atractiva mujer llega por la noche a su hogar y, al poco de llegar, comienza a recibir llamadas anónimas de alguien que se ha propuesto matarla antes del alba; alguien que parece conocerla muy bien y que, al mismo tiempo que la telefonea, parece estar observándola cual voyeur. La chica, al igual que el espectador, se irá inquietando cada vez más a cada minuto que pasa, sobre todo en el momento en el que averigüe que quien emite esas llamadas no es otro que su marido, quien se ha fugado de la cárcel y busca vengarse de su esposa, ya que ella declaró en su contra cuando fue juzgado.

Como de costumbre, Bava hace un gran uso de la cámara y de los pocos elementos con los que contó, convirtiendo el apacible apartamento en el que se desarrolla la historia en un lugar claustrofóbico y de pesadilla, en donde algo tan simple como un teléfono termina por convertirse en el principal foco de atención, ya que es a través de ese aparato de estridente tono de llamada por donde llegan las insistentes amenazas del vengativo asesino.

"Il Telefono" cuenta con cierto toque sensual y, también, con un toque sútil de lesbianismo que en la versión norteamericana fue censurado y sustituido por elementos fantásticos. Para colmo de males, y como solía suceder en las producciones italianas que llegaban a tierras estadounidenses, la banda sonora original fue sustituida por otra distinta, así que sobra decir que huyáis de dicha versión americanizada.

I Wurdulak

Pasamos a un terror mucho más fantástico y gótico en el siguiente capítulo, titulado "I Wurdulak", el cual trata sobre vampiros y está ambientado en el siglo XIX. No son pocos los que no han dudado en afirmar que este corto representa, junto a "La máscara del demonio" (1960, Mario Bava), el punto álgido de la carrera de Bava, y no me extraña.

La historia comienza con un joven que, tras haber visto un cadáver decapitado en medio de las montañas, se aloja en un solitario caserón. Allí, es recibido por una familia que vive atemorizada y, sobre todo, preocupada, ya que el patriarca de la misma ha partido a la caza de un wurdulak (un vampiro) que asola esas tierras. Antes de partir, Gorka, que así se llama el patriarca, les dijo a sus descendientes que le mataran si retornaba pasado el quinto día, puesto que ya no sería un humano, sino un wurdulak.

El problema es que Gorca vuelve en el último momento, y sus familiares no saben muy bien qué hacer con él. En un principio, aunque se muestre un tanto frío y extraño ante sus seres queridos, parece seguir siendo el mismo de siempre, así que le dejan entrar en el caserón. Craso error, ya que, en realidad, se ha transformado en una criatura de la noche sedienta de sangre humana, sin importar de quien sea.

Este capítulo está lleno de momentos míticos e inolvidables; la inquietante llegada de Gorka, el momento en el que la pareja protagonista se refugia en un cementerio en ruinas, el nieto de Gorka pidiendo ayuda a su madre, las tres caras mirando fijamente a través de la ventana...

También cuenta con numerosos elementos propios del terror gótico; niebla densa, el ulular del viento, aullidos nocturnos, viejas leyendas del folklore europeo como la de los vampiros, caserones envueltos en la penumbra de la noche, antiguas edificaciones en ruinas, esqueletos, etc...

Como cabía de esperar viniendo de Karloff, su primera y única actuación como vampiro es genial. Simplemente genial. Por lo demás, el resto de las actuaciones son bastante correctas. La atmósfera que se crea está muy lograda y no tiene nada que envidiar a la de "La máscara del demonio". Además, aquí Bava hace un uso del color sobresaliente, superándose a sí mismo en dicho uso en el tercer y último capítulo de la presente película.

La Goccia d'Aqua

Tras "I Wurdulak", pasamos a un terror más sobrenatural. En "Las tres caras del miedo", la espiral de miedo e inquietud por parte del espectador va aumentando progresivamente desde el principio de la cinta, y parecía que, tras el segundo capítulo, ya no podía aumentar más. Sin embargo, aumenta; y con excelentes resultados. "La Goccia d'Aqua" es, en mi opinión, la mejor de las tres historias y, dicho sea de paso, con la que más miedo pasé (y mira que es raro que una película de terror clásico me dé miedo).

La historia es bien simple: los servicios de una enfermera son requeridos en un viejo y enorme apartamento, ya que la anciana dueña de la vivienda ha muerto. Las causas de la muerte son un tanto extrañas. Lo único que se sabe es que la difunta era una médium que murió en plena sesión de espiritismo. La enfermera, aprovechándose de la situación, le roba a la muerta un anillo que llevaba puesto en uno de sus rugosos dedos. Al llegar a casa, es presa de diversos fenómenos paranormales; ruidos extraños, luces que se encienden y apagan, apariciones fantasmales...

En "La Goccia d'Aqua" Bava hace un uso magistral de los efectos visuales y sonoros. La ambientación es sublime, y la atmósfera que se crea es incluso mejor que la del capítulo anterior; una atmósfera, sin duda, muy inquietante y perturbadora. Tan perturbadora como el tétrico apartamento de la anciana que ha muerto o el rostro de ésta, el cual, la primera vez que lo vi, me impactó tanto que me dejó mal cuerpo. Y eso, en una producción de terror, es un buen síntoma.

Como solía ocurrir en las películas sobre fantasmas de principios de los 60, como "The Innocents" (1960, Jack Clayton) o "La frusta e il corpo" (1963, Mario Bava), se juega con el espectador, haciendo que éste se pregunte si los fenómenos paranormales son reales o una alucinación de la atormentada protagonista.

Conclusión

Antes de asistir a los créditos de cierre, tenemos un epílogo en el que, al igual que en la introducción, aparece Boris Karloff dirigiéndose al público. Con la diferencia de que aquí sale con la misma apariencia que en "Il Wurdulak". ¿Y qué ocurre a continuación? Por supuesto, no os lo  voy a contar, ya que no es mi intención arruinaros esa inesperada y cómica sorpresa final, añadida por Bava con la intención de reducir la carga terrorífica de cara a la comercialización del film en el mercado norteamericano, el cual, por aquel entonces, era mucho más remilgado que el italiano en sus producciones.

"Las tres caras del miedo" adaptó de forma más que notable tres relatos distintos, que trataban tres tipos de terrores igualmente distintos (terror real, fantástico y sobrenatural).

Durante su hora y media de metraje se dan cita las principales características del cine de Mario Bava, así como las tres temáticas principales por las que se movió. Un film de inmensa influencia de cara al futuro del género que, además, sentaría cátedra en futuros cineastas como, por ejemplo, Wes Craven y Dario Argento. Si os gusta el cine de terror en general y el clásico en particular, no dudéis en ver esta película. Seguro que no os decepcionará.

Black Sabbath

A todo esto, habréis notado al ver el cartel que encabeza esta entrada que el título que recibió la cinta en Estados Unidos y en Inglaterra fue el de "Black Sabbath". En 1969, en Inglaterra, un grupo de música llamado Earth vio que en un cine cercano al local de ensayo que tenían se estaba proyectando una película protagonizada por Boris Karloff titulada "Black Sabbath" (o sea, la presente película). Por aquel entonces, a ese grupo le confundían con otro que, al igual que ellos, se llamaba Earth, así que, al ver la cola que se montaba en aquel cine sólo para ver esa película, decidieron adoptar el nombre de Black Sabbath.

En fin, ya que habéis llegado hasta aquí, fieles lectores, os dejo con un temazo de dicha banda. Al igual que el film, disfrutadlo como se merece:



Imágenes:






























3 comentarios:

Einer dijo...

Pues estamos de acuerdo en todo. La gota de agua también me parece el mejor y El teléfono el peor de los tres, aunque no por ello malo. Y destacaría el colorido de todo el film y la actuación de Karloff, realmente buena.

m. dijo...

Yo tambien estoy de acuerdo contigo,y la verdad la actuacion de Karloff es estelar.

Ah!

Si os gustan las historias de miedo dadle una oportunidad a "Zombie"

http://zombielahistoria.blogspot.com.es/

MonaLuffy dijo...

No me lo he leido todo si dijera lo contrario, mentiría XD pero cuando he VISTO A LA PAULA <3 AY MI CORASÓNG HA DADO UN VUERCO MI ARMA XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD