ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

domingo, 24 de junio de 2012

El horrible secreto del doctor Hichcock




Valoración personal: 7/10.

Ficha técnica:

Título: El horrible secreto del doctor Hichcock

Título original: L'orribile segreto del Dr. Hichcock

Año: 1962

Duración: 88 min.

País: Italia

Director: Riccardo Freda

Guión: Ernesto Gastaldi

Música: Roman Vlad

Fotografía: Raffaele Masciocchi

Reparto: Barbara Steele, Robert Flemyng, Silvano Tranquilli, Maria Teresa Vianello, Harriet Medin, Spencer Williams

Productora: Panda Film / Warner Bros

Género: Terror.

¿De qué va?:

La historia comienza en Londres, en el año 1885. Bernard Hichcock (Robert Flemyng) es un reputado doctor que ha inventado una droga con la que anestesiar a sus pacientes, obteniendo, así, unos excelentes resultados en sus operaciones. Aunque nadie lo sepa, el doctor Hichcock  es necrófilo. En su tiempo libre, en la intimidad que le proporciona su mansión, da rienda suelta a sus placeres drogando a su mujer y manteniendo relaciones sexuales con ella. Sin embargo, la tragedia no tarda en llegar, ya que una noche le administra a su esposa más droga de la debida, provocando la muerte de ésta. Sintiéndose culpable, Hichcock abandona durante unos cuantos años su hogar. Años después, retorna con su nueva mujer, llamada Cynthia (Barbara Steele), quien asegura que el fantasma de la difunta cónyuge la atormenta por las noches. Mientras tanto, el ansia de Hichcock por tener prácticas necrofílicas aumenta a pasos agigantados...



Comentario:

Después de haber comentado casi todas las películas que dirigió Mario Bava durante la primera mirad de los 60, no es mi intención hacer lo mismo con las de Riccardo Freda, aunque este cineasta sea, junto a Bava, el artífice de la escuela del terror italiano. Ambos directores, al menos en un principio, estaban bastante relacionados entre sí. No sólo por ser italianos y por ser los fundadores de dicha escuela, sino también porque Bava solía terminar de dirigir las producciones de Freda, aunque luego no apareciese acreditado en ellas. Ejemplos de ello son "I vampiri" (1956, Riccardo Freda), la primera película de terror italiana, o "Caltiki, il mostro inmortale" (1959, Riccardo Freda).

En "El horrible secreto del doctor Hichcock", film con un título que evoca al maestro del suspense, se trataba un tema bastante controvertido para la época: la necrofília. Sorprendente me parece que, con esta temática, el film fuese estrenado en 1962, lo cual demuestra que la censura en Italia no era, ni de lejos, tan férrea como la que había en otros países; países como Estados Unidos, Reino Unido o España, mismamente.

Tenemos como protagonista de la historia al doctor Hichcock, encarnado por un Robert Flemyng que cumple correctamente con su papel, aunque, a veces, su actuación resulte un tanto exagerada, incluso irrisoria. Este doctor se muestra ante los demás como un ejemplo a seguir. Pulcro, refinado, educado... todo un caballero, vamos. Es por las noches cuando se muestra como lo que en realidad es: un depravado. Tras administrarle la droga que ha creado a su mujer, quien se presta de forma voluntaria a la inyección, es en el momento en el que ésta cae en un estado similar a la muerte cuando Hichcock la manosea desesperadamente y da rienda suelta a sus instintos primarios.

La escena en la que Hichcock droga a su esposa y luego empieza a manosearla resulta un tanto chocante, más teniendo en cuenta la antigüedad de la película. En otros países, esta escena, al igual que muchas otras, fue eliminada presa de la censura. Se dice que en algunos países la cinta fue censurada hasta el punto de que perdió 12 minutos apróximados de sus 88 minutos originales, casi nada...

Tras la muerte de su esposa por sobredosis, Hichcock se siente enormemente arrepentido y decide partir lejos de la mansión con la intención de olvidar. Años después, vuelve con su nueva mujer, y su necrofília comienza a resugir de forma inexplicable... Si en algún momento del pasado disfrutó obteniendo placer erótico con cadáveres, está claro que en el presente Hichcock sufre, como si una parte de él le dijera que lo que hace es algo totalmente inmoral. Poco a poco, su perversión le irá volviendo cada vez más loco.

Barbara Steele, tras sus excelentes actuaciones en "La máscara del demonio" (1960, Mario Bava) y en la cormaniana "El péndulo de la muerte" (1961, Roger Corman), volvía a tierras mediterráneas para adoptar el rol de la señora Hichcock. Me encanta esta actriz. Me encanta su actuación en la presente película. Como decía en anteriores comentarios, Barbara Steele es algo así como la contrapartida femenina de actores de la talla de Vincent Price, Boris Karloff, etc... Todo un icono del cine de terror, sin duda.

En esta producción, la actuación de Barbara es más que notable. Los colores de la espléndida fotografía en technicolor enfatizan sus rasgos faciales y sus grandes y expresivos ojos. Cynthia se nos presenta como un personaje aparentemente de lo más cuerdo; pero, según avanza la historia, ésta asegura escuchar ruidos extraños por las noches, así como haber visto parte de un fantasma que la atormenta. Lo curioso es que nosotros, los espectadores, también vemos y escuchamos las mismas cosas; pero no sabemos con claridad si dichos fenómenos paranormales son reales o, por el contrario, fruto de la mente de Cynthia. La duda aumentará cuando Hichcok le comente a uno de sus compañeros de trabajo que él conoció a Cynthia en un psiquiátrico, y que, por aquel entonces, la joven se hallaba enferma y en estado de shock. La duda está servida: ¿el espíritu de la anterior señora Hichcock pervive en el interior de la mansión? ¿O es que Cynthia ha vuelto a enloquecer? ¿Qué está pasando?

A medida que la cinta se aproxima a su desenlace, la historia se torna cada vez más interesante y sórdida, mostrándonos algunas escenas que para los espectadores de la época debieron de resultar impactantes. Incluso hoy en día siguen conservando una pequeña parte de su impacto. Sólo hay que ver la inolvidable escena final, la cual prefiero no describir para no arruinaros el factor sorpresa, o aquella otra escena, totalmente onírica, en la que Cynthia es drogada y ésta se despierta tan sólo para contemplar un rostro demoníaco que resulta ser el de su esposo. Esta última escena está acompañada de una partitura musical bastante buena, con fuerza en cada una de sus notas.

La banda sonora es otro de los puntos fuertes del film. No así la ambientación, ya que aunque en algunos momentos sea sobresaliente, en otros se producen algunos fallos propios de un principante (sólo hay que ver la escena del entierro, en la que llueve con fuerza pero hace un sol que ni en verano).

En fin, mientras Mario Bava era un auténtico artesano, todo un genio y figura dentro del género, lo cierto es que Riccardo Freda, a pesar de sus virtudes, no me termina de gustar del todo. La mayoría de las películas de su filmografía me han parecido un tanto aburridas. Excepto "El horrible secreto del doctor Hichcock", película que, según muchos críticos, es la mejor que ha dirigido.

Aun así, no me ha llegado a parecer una obra maestra, como dicen algunos. Tampoco me ha parecido un film especialmente original... Básicamente, y dejando de lado el tema de la necrofília y la mente retorcida del protagonista, estamos, una vez más, ante un film que cuenta con una historia de fantasmas con mujer atormentada de por medio, en la que no sabemos qué es real y qué no es real.

Aunque el film sea algo lento en algunos momentos, lo cierto es que su visionado no se me hizo del todo pesado. En términos generales, es una película bastante disfrutable, así que la recomiendo a todo aquel amante de los clásicos de terror gótico y, también, a todos los seguidores de la señorita Steele, que, como se suele decir, haberlos haylos.

A todo esto, un año después, en 1963, Freda dirigió una secuela de "El horrible secreto del doctor Hichcock, titulada "Lo spettro" (1963, Riccardo Freda). En dicha secuela, Barbara Steele repitió en el rol de Cynthia.

Imágenes:

























1 comentario:

Roy D. Mustang dijo...

Aviso: la semana del 25 de Junio al 1 de Julio el ritmo de publicaciones descenderá drásticamente. ¿El motivo? Exámenes, y tal. A partir de la primera semana de Julio retomaré el blog con fuerza.

Un saludo.