ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

miércoles, 2 de febrero de 2011

Los 4 Fantásticos de Stan Lee y Jack Kirby - Parte I


Tenía ganas de escribir acerca de esta etapa del cuarteto mas famoso de los cómics... Y es que ¿quién no ha oido hablar de los 4 Fantásticos alguna vez? Vale, puede que no sean tan archiconocidos en la actualidad como Spiderman, Lobezno y los X-men, pero aún asi... Queda claro con el título que este artículo no trata sobre los 4 Fantásticos en la actualidad, ni sobre la última "muerte" de uno de los miembros del cuarteto, trata sobre una época en la que los 4 Fantásticos; bueno, Marvel directamente, era una gran desconocida. De hecho, no se llamaba ni Marvel... A finales de los años 50 y principios de los años 60, la actual Marvel Comics era conocida como la editorial Timely. Por entonces, la editorial estaba prácticamente a punto de "echar el cierre", y sobrevivía ofreciendo diversas historias autoconclusivas con una moraleja al final sobre monstruos gigantes decididos a destruir todo lo que encontraran a su paso y diversas amenazas venidas del espacio exterior con no muy buenas intenciones precisamente... En 1961, llegó un punto en el que el fin de la editorial se veia mas que claro, hasta que Stan Lee, editor de la editorial y escritor de la mayoría de los títulos que se publicaban, y arropado por el éxito que estaba teniendo en la editorial National (actual DC) la Justice League of America, pensó en hacer un cómic que tratase sobre superhéroes. Los superhéroes de Timely tan famosos en los años 40, sobre todo en tiempos de la II Guerra Mundial (Capitán América, Sub-mariner, la Antorcha Humana, etc..) ya habían caido en el olvido, asi que el bueno de Stan no tenia nada que perder, y tras recibir ciertos ánimos de su mujer escribió sin ninguna esperanza de obtener éxito o buenas ventas el guión de dicha historia con dibujos de Jack Kirby, dibujante y co-creador del Capitán América a principio de la década de los 40 que había vuelto a la compañía a finales de los 50. Con fecha Noviembre de 1961 y un extraño "MC" enmarcado bajo el recuadro del Comics Code en la portada salió a la venta el nº 1 de The Fantastic Four, momento en el que Stan dio por hecho que ya estaba todo terminado y pensaba en dedicarse a algo alejado de los cómics que tanto le gustaban y le habían dado de comer durante la década anterior. Sin embargo, y para su sorpresa, dicho cómic fue un éxito sin precedentes.


¿A qué era debido este éxito si los comics de superhéroes estaban pasados de moda, a pesar de que a National le fuese bien con sus nuevos superheroes como Flash, Green Lantern o la ya mencionada JLA? Como dije antes, Stan Lee no tenía esperanza alguna de que el nº 1 de The Fantastic Four fuese un éxito, y tenía mucho que ganar y poco que perder, asi que puso toda la carne en el asador y decidió crear una historia bastante atípica sin salirse del género superheroico. Atípica porque los personajes protagonistas, los cuatro, eran mas que superhéroes; eran humanos, con problemas, dudas, etc... Y con personalidad propia. Para empezar, la forma en la que obtenian sus poderes era fruto de un accidente. Reed Richads, un auténtico genio científico, decide efectuar un viaje aún no aprobado por el gobierno al espacio. Ante la negativa de Ben Grimm por lo precipitado de la investigación, éste al final acepta a regañadientes ir en el vuelo como piloto de la nave. En dicho viaje también le acompañarán Sue Storm, la novia de Reed que insiste en acompañarle, y consecuentemente el hermano de la misma, el adolescente Johnny Storm, y al poco parten en la nave rumbo al espacio. El espacio, algo tan desconocido y de moda en aquella época... Prueba de lo desconocido que era fue el que mas allá de la atmósfera terrestre hubiese unos misteriosos rayos cósmicos que bañaran la nave y a sus 4 tripulantes, resultando ésta dañada y teniendo que efectuar un aterrizaje de emergencia. Tras tomar tierra, estos ven que han cambiado. Reed Richards puede estirar cualquier parte de su cuerpo como si fuese de goma, Johnny Storm puede encender su cuerpo cubriéndolo de llamas las cuales manipula a voluntad, Sue Storm puede volverse invisible, y Ben Grimm se transforma físicamente (para su pesar) en un monstruo de aspecto pétreo con una fuerza descomunal, en una (como le nombra por primera vez Sue) cosa... Todos ellos deciden usar sus nuevos poderes para defender a la humanidad de posibles peligros, peligros que estaban a la vuelta de la esquina como pudo verse en la segunda parte de este primer número.
"El mítico momento en el que deciden usar sus superpoderes en beneficio de la humanidad"

Cada uno de los 4 Fantásticos: Reed Richards (Mr. Fantástico), Ben Grimm (La Cosa), Johnny Storm (La Antorcha Humana) y Sue Storm (La Chica Invisible), salian en ese primer número con ropa de calle en vez de con un traje llamativo perfectamente ceñido al cuerpo, ropa que perfectamente podría vestir cualquiera, vamos. Pero eso no es lo importante, lo importante es que no mantenían su identidad en secreto tras una máscara o un antifaz, no. Resumiendo, que sus identidades eran públicas. De hecho, los apodos o nombres clave citados entre paréntesis eran poco mas que simples y apenas rebuscados, hasta el punto (y esto ha quedado claro a lo largo de los años) que el nombre real de Reed Richards ha acabado siendo mas famoso que su apodo de Mr. Fantástico. Otra cosa mas, los componentes del cuarteto no se conocian de hace poco. Eran como una familia, y es que Reed Richards era el novio de Sue Storm por aquel entonces, Johnny Storm el hermano de Sue, y Ben Grimm era el mejor amigo de Reed Richards desde el instituto, y era como si formase parte de la familia por la cercanía que tenía con los demás desde hace tanto tiempo. Con todos estos elementos, teníamos en cuenta que los personajes habían obtenido sus poderes tras un accidente, sus identidades no eran secretas, y que eran una familia. Todos estos factores hacian que el lector se sintiese identificado o mejor dicho, sintiese empatía hacia uno o todos los miembros del cuarteto, y es que por encima de todo, los 4 Fantásticos eran humanos, personas que vivían en Estados Unidos, concretamente en Nueva York (aunque esa primera historia comenzara en una ciudad llamada "Central City").
"Tan normalitos como el típico vecino de al lado"

Y que decir de su primer y mítico enemigo presentado en ese también primer y mítico número, El Hombre Topo. Dicho villano no se nos presenta como el típico supervillano de opereta dispuesto a conquistar el mundo porque si o para demostrar lo malo que es, si no como un hombre que, marginado por la sociedad debido a su apariencia física, decide exiliarse del resto de la humanidad, yendo a parar por accidente durante su exilio a un lugar cercano al centro de la Tierra, en donde logra domar a una raza de seres y monstruos subterráneos. Presa del rencor y la amargura, decide conquistar la Tierra en venganza por el trato que recibió. Por tanto, Los 4 Fantásticos deciden y consiguen pararle realizando así su primera proeza como superhéroes, algo que no pretendían (o al menos no creian posible tan pronto) en el momento de obtener sus poderes. Tras derrotarlo, el cómic finalizaba, y es en este momento cuando muchos lectores exclamaron: "nunca he leido algo asi..." Todos estos aspectos sumado al impacto que generó entre los jóvenes de la época dicha historia fueron los que hicieron del nº 1 de los 4 Fantásticos un verdadero éxito. Y es que aunque hoy en dia el ver a un tipo con superpoderes a la par que teniendo una vida cotidiana, con sus pensamientos internos tan parecidos a los nuestros, sus defectos y virtudes patentes en su carácter, etc... O viviendo en una ciudad que también existe en la realidad como Nueva York, por aquel entonces eso era algo poco mas que inpensable, ya que antes de los 4 Fantásticos la palabra superhéroe equivalía no solo a un ser humano con poderes especiales, si no a ser prácticamente perfecto en todos los sentidos en el escenario o ciudad ficticia en que se desarrollaba la historia, historias que no pasaban del superhéroe vs. supervillano de turno y sin ningún aliciente mas.
"El Hombre Topo, claro ejemplo de antítesis en la esencia de los 4F y los héroes Marvel que vendrían después"

En fin, de una forma u otra, Stan Lee y Jack Kirby lo habian logrado, no solo evitaron el cierre de Timely, la cual con la publicación de ese cómic pasó a llamarse Marvel Comics, si no que la Era Marvel de los Cómics había comenzado... En el próximo artículo sobre la primera familia de superhéroes Marvel, ahondaré sobre una visión global de los primeros años del cuarteto. ¡Nos vemos!
"No se el real, pero el mundo de los cómics no volvió a ser el mismo tras The Fantastic Four"

2 comentarios:

Taicho dijo...

En la portada del primer numero de 4F ponia "MC", que queria decir? Marvel Comics? Porque lo ponia si estaba convencido Stan Lee que iba a ser su ultimo numero? Era porque la gente se iba a "maravillar", al estilo que Final Fantasy iba a ser el ultimo juego de Square en su momento?

Roy D. Mustang dijo...

Pues la verdad es que hasta yo mismo me hice esa pregunta cuando me informé sobre el tema, la verdad es que cuando años después me enteré de lo de Final Fantasy, no pude evitar recordar lo que tu bien mencionas aquí sobre "MC" xD.