ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

martes, 21 de febrero de 2012

Tarántula




"Ya no quieren películas clásicas de terror... Hoy sólo salen bichos gigantes. Arañas gigantes, saltamontes gigantes, ¿quién va a creer en esas tonterías? Bah..."

Eso es lo que decía el personaje de Bela Lugosi en "Ed Wood", de Tim Burton. Y, en parte, así era, pues en los años 50, a raíz del éxito del reestreno de "King Kong" a principios de la década, comenzaron a surgir como setas películas de monstruos gigantes, fuesen estos bestias prehistóricas como el rhedosaurio de "El monstruo de tiempos remotos" o el famoso kaiju japonés que daba nombre a "Godzilla". Fue en 1954 cuando, a raíz del éxito de "La humanidad en peligro", distintos estudios comenzaron a apostar por el subgénero de monstruos gigantes, también conocido como monsters on rampage, dando lugar, de esta forma, a una explotación durante la década en la que los monstruos, en la mayoría de los casos, y al igual que en "La humanidad en peligro", solían ser animales pequeños convertidos en gigantes; arañas gigantes, mantis religiosas gigantes, saltamontes gigantes, polillas gigantes, sanguijuelas gigantes, gusanos gigantes... ¡Incluso pájaros y humanos gigantes! Todas eran películas bastante parecidas entre sí. Al fin y al cabo, todas bebían de "La humanidad en peligro".

"Tarántula" no es ninguna excepción, nada del otro mundo; pero, de entre todas esas películas de bichos gigantes, esta es, después del inaugural film de Gordon Douglas, la que más me ha gustado. Además, en la dirección figura uno de los grandes de la sci-fi de los 50 y, dicho sea de paso, de la historia del cine fantástico: Jack Arnold.


Ficha técnica:

Título: Tarántula

Título original: Tarantula

Año: 1955

Duración: 80 min.

País: Estados Unidos

Director: Jack Arnold

Guión: Martin Berkeley, Robert M. Fresco (Historia: Jack Arnold, Robert M. Fresco)

Música: Henry Mancini, Herman Stein

Fotografía: George Robinson (B&W)

Reparto: John Agar, Mara Corday, Leo G. Carroll, Nestor Paiva, Ross Elliott, Edwin Rand, Raymond Bailey, Hank Patterson, Bert Holland, Steve Darrell, Clint Eastwood

Productora: Universal Pictures

Género: Ciencia ficción. Terror. / Serie B. Animales. Arañas. Insectos.


La historia comienza con un tipo de apariencia monstruosa, llamado Jacobs, avanzando por el desierto de Arizona. Pronto vemos como Jacobs muere, desplomándose en ese árido paraje, momento en el que contemplamos los créditos de apertura. Tras esta curiosa introducción, conocemos al doctor Matt Hastings (John Agar), quien, al realizar la autopsia del cadáver, descubre que éste está deformado. Todo apunta a que el muerto padecía una enfermedad, la Acromegalia, pero lo raro es que ésta tarda mucho tiempo en desarrollarse, lo cual se contradice con las afirmaciones de los habitantes del lugar, que aseguran haber visto a la víctima viva y sin ninguna deformación física pocos días atrás.

Hastings comienza a investigar, y acaba visitando al profesor Deemer (Leo G. Carroll), científico para el que trabajaba Jacobs, que se dedica a realizar experimentos secretos en su casa. Deemer asegura no tener nada que ver con la muerte de su antiguo ayudante, pero esto no es del todo cierto, ya que en una habitación de su hogar se encuentra la clave del misterio: Deemer está desarrollando una droga que duplica el tamaño de los seres vivos; una droga que al ser inyectada en seres humanos, estos acaban deformándose grotescamente para luego morir agónicamente, como pronto descubrirá él mismo tras recibir una inyección por parte de su otro ayudante, quien, al igual que Jacobs al comienzo de la historia, se halla al borde de la muerte.

El problema es que durante la pelea entre el profesor y su condenado ayudante se escapa una tarántula enorme, la cual, a consecuencia de la droga, seguirá aumentando sin cesar su tamaño, dejando un rastro de reses devoradas a su paso.


Tras el éxito de "Vinieron del espacio", en 1953, y "La mujer y el monstruo", ésta última de 1954, la Universal decidió apostar de nuevo por el género fantástico, teniendo a Jack Arnold como su mejor baza a la hora de dirigir estas producciones de bajo presupuesto. Si "La mujer y el monstruo" suponía una puesta al día de los monstruos clásicos, "Tarántula" venía a ser la actualización de la figura del mad doctor o científico loco, quien, cual doctor Frankenstein, perpetra experimentos secretos en pos de la ciencia y del bien de la humanidad; experimentos que, irremediable y desgraciadamente, se le acaban yendo de las manos, desembocando en terribles consecuencias no sólo para él, sino también para la humanidad.

La influencia de "La humanidad en peligro" queda muy, pero que muy patente a lo largo de la cinta. Para empezar, tenemos al monstruo: una araña; un ser vivo que a pesar de no ser un insecto (aunque muchos así lo crean), no deja de ser un animal diminuto en comparación a los humanos. Arnold acertó de pleno a la hora de elegir a una tarántula como monstruo, ya que es un ser vivo que muchos no soportan. De hecho, aconsejo que toda persona que padezca aracnofobia no se vea esta película, puesto que lo pasará realmente mal al ver cómo se mueve este descomunal arácnido. Personalmente, aunque yo no padezca esa fobia, sí que me causa algo de repelús el ver a uno de estos animales de ocho patas moverse. Teniendo en cuenta que hablamos de un film de terror (aunque también sea de sci-fi por el origen científico del monstruo, entre otras cosas), el hecho de contar con algo tan simple como una tarántula como elemento en donde se materializa el terror es algo, cuanto menos, efectivo y, como ya he dicho, acertado. Esto hace que, aún a día de hoy, ciertas escenas, en las que lo único que vemos es a la tarántula yendo de un lado a otro, sigan transmitiendo cierta sensación de horror (o de asco). Además, personalmente, la imagen de la tarántula gigante que aquí vemos, en especial en aquella escena en la que destruye una casa, se me quedó grabada a fuego en la retina.


Puestos a comparar a este film con su antecesor, "Tarántula" cuenta con un mayor uso del suspense que el que estaba presente en "La humanidad en peligro", ya que en aquel film dicho suspense tan sólo resultaba verdaderamente efectivo al principio del largometraje. Así, desde la primera escena, vemos como el argumento se va sembrando con intrigantes elementos propios de un film de misterio: la inexplicable muerte de aquel humano que más que un humano parece un monstruo, el porqué el profesor Deemer parece ocultar algo, así como el destino de la tarántula, que se da a la fuga sin que nadie se entere. Hastings, en compañía de diversas fuerzas de la ley y el orden, investiga en torno al cadáver del ayudante del doctor. Esta investigación le llevará no sólo a desentrañar los misterios en torno a la muerte de Jacobs, sino que también hará que siga, literalmente, los pasos de la tarántula, con quien tendrá algún que otro desafortunado encontronazo. No me deja de parecer curiosa la forma en que los protagonistas de este tipo de películas se topan una y otra vez con el monstruo, sea de forma intencionada o no. En la mayoría de ocasiones, estos protagonistas son los que ven por primera vez a sus respectivos monstruitos gigantes (luego nadie les cree) y, además, suelen estar en primera fila en el momento en el que el ejército se los carga.

Por otra parte, tenemos el escenario: un desierto, muy similar al del film de Douglas. Siempre me pareció acertado que estas historias de sci-fi se desarrollaran en lugares alejados de las grandes urbes, como el desierto, ya que, de esta forma, hacían pensar al espectador (de la época, se entiende) que quizás los hechos que se narraban en ellas llegaron a suceder en alguna zona perdida de la mano de Dios o, dicho de otro modo, en una zona remota de la América profunda (mucha gente de todo el mundo ha afirmado haber visto ovnis, normalmente cerca de un pueblo en medio de la nada; puede que estas películas, sumadas a las ganas de llamar la atención de algunas personas, sean, en cierta forma, las verdaderas causantes de dichas afirmaciones).

Donde de verdad destaca "Tarántula" por encima de "La humanidad en peligro" es en los efectos especiales, totalmente revolucionarios para mediados de los 50. Arnold, a sabiendas de que la técnica del stop-motion o del suitemation le restaría realismo a su film, optó por grabar por medio de lentes especiales a una tarántula de verdad, a la que movían a donde querían por medio de corrientes de aire. Una vez hecho esto, superpusieron las imágenes de la tarántula con las de la película, logrando un efecto que, lejos de resultar cutre o artificial, resultó ser verdaderamente efectivo. Tan sólo hay que ver la película hoy en día; uno la ve y no nota que los efectos hayan envejecido mal, en absoluto.


De todas formas, a pesar de que los efectos especiales y la amenaza en sí, la tarántula gigante, sean más efectivos que los del film del que bebía, he de decir que prefiero "La humanidad en peligro" a "Tarántula", y no sólo porque sea anterior a la monster movie de Arnold. Como decía al principio, las películas de Jack Arnold me parecen de lo mejor de la sci-fi y del cine de terror de los años 50, pero "Tarántula" no es el mejor ejemplo de ello... El film adolece de ciertos elementos que, a mi parecer, hacen que no sea tan bueno como podría haber sido: las escenas de suspense se alargan, quizás, demasiado y, aún así, hay quien dice que la tarántula no debía de haber salido hasta bien avanzado el metraje, cosa a la que, como diría Bóinez, yo digo NO. Por otro lado, los personajes son un tanto sosainas; tan sólo destacaría a Leo G. Carroll en su papel de mad doctor.

El argumento presenta ciertas incongruencias que, por muchas veces que lo pienso, no logro entender. Por poner unos cuantos ejemplos: ¿por qué el profesor Deemer experimenta finalmente con humanos, si se supone que su objetivo tiene como finalidad el aumentar de tamaño a los animales para que nunca falte comida en el mundo? Además, en cuanto a los animales... Entiendo que tengan monos y cobayas; pero, ¿una tarántula? ¿Para qué? ¿Para que los nativos de la selva no pasen hambre? (Si es así, mira que majo que es el profesor Deemer, pensando en toda la humanidad, no sólo en los países civilizados). Otra cosa que no comprendo es cómo los personajes o, mejor dicho, los habitantes de la zona, no escuchan ni ven a la tarántula hasta que es demasiado tarde. Que no vean a un ser tan grande y oscuro, en medio de un desierto, en donde, más allá de pequeñas montañas rocosas, no hay nada a cientos de kilómetros a la redonda... pues como que no lo entiendo.


El final, además de predecible (que ojo, tampoco se le va a pedir mucho al desenlace de una producción de sci-fi de aquella época), es un tanto apresurado. Me recordó al final de "El monstruo de tiempos remotos". La verdad es que no deja de parecerme curiosa la fe ciega que tenía, por aquel entonces, el pueblo americano hacia su gobierno y fuerzas militares, como si estos fueran ángeles protectores... Ahora que, claro, si uno de los pilotos es Clint Eastwood, como aquí vemos, no me extraña que tengan tal fe. En efecto, un joven Clint Eastwood hacía de piloto de uno de los aviones que se enfrentan a la tarántula al final de la cinta, en una aparición que, más que ser una aparición estelar, es un simple cameo. Me pregunto si alguna vez se habrá comercializado (o se comercializará) esta película con un mensaje en portada, al lado del título, en el que esté escrito, con letras deslumbrantes y llamativas: "¡¡Con la primera aparición de Clint Eastwood en una película!!" Y que, justo al lado, aparezca una foto del señor Eastwood con el casco de aviador puesto, tal y como le vemos. Muchos me decían que no, que no era ese actor... Pero su mirada es, como poco, única e inconfundible.


Después de dedicarme a hablar durante un párrafo de uno de los personajes más secundarios del film (es Clint Eastwood, no me digáis que no lo merece), concluyo diciendo que a pesar de todos los defectos que he enumerado, "Tarántula" no deja de ser una buena película. Además, es de las mejores variantes que se han hecho de "La humanidad en peligro" (en mi opinión, la mejor). Futuras películas como "La araña" (1958), de Bert I. Gordon, o "Tarántula" (1977), de John 'Bud' Cardos, estaban totalmente influenciadas por este film de Arnold, lo cual demuestra que, a fin de cuentas, y a pesar de aprovecharse del éxito de una monster movie anterior, contaba con su propia personalidad.


En fin, no sé qué más decir sobre ella que no haya dicho ya, y es que tampoco hay mucho más de lo que hablar... Estamos, pues, ante un film sin pretensiones, que no invita al espectador a profundas reflexiones más allá del peligro derivado de los experimentos científicos (y es que no todo iban a ser explosiones nucleares y radioactividad). Un ejemplo más de lo pintoresco que podía llegar a ser el cine de sci-fi y de terror de los años 50; perfecto para pasar un buen rato.

Valoración personal: 7/10.

4 comentarios:

Javier Simpson dijo...

Se podía decir que lo gigantesco estaba de moda :-D

Es cierto lo que comentas, Roy, la araña es bastante impresionante, a pesar de su aparente aparatosidad, y no me extraña que se te quedara grabada, y más si lo hiciste de niño. Da grima.

Creo que lugares como el desierto, la selva o el polo norte (mucha nieve) son acertados para contar historias como esta, y si la amenaza toca a un grupo reducido de individuos mejor que mejor, está claro.

Por último comentar que creí que la primera peli en la que salió Estwood fue en un western, pero tal vez me confunda con la serie de vaqueros que hizo para la TV.

Un saludo, Roy. Buena entrada, como la de Einer en su blog hablando de la misma peli.
Ciao

Einer dijo...

La frase de Ed Wood es buenísima. ¿Lo dijo antes o después de lo del pulpo gigante? Ja, ja.

Estoy de acuerdo en todo lo que has puesto. También me parece mejor película Them! a pesar de que los efectos especiales de Tarántula están mejor conseguidos.

Y sí, el argumento tiene ciertas incongruencias que la alejan sobre todo de La mujer y el monstruo y El increíble hombre menguante, que para mí son las dos grandes de Arnold.

Un saludo.

Javier Simpson dijo...

Leches, acabo de pasarme por el blog de Einer y la peli de la que le preguntaba igual es esa que cita ahora de La mujer y el monstruo... buenísima

Roy D. Mustang dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, Einer y Javier. Se agradecen.

Mañana, si las ganas me acompañan, artículo de "La mujer y el monstruo" (como odio esa traducción española...)