ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

lunes, 17 de diciembre de 2012

Navidades negras




Valoración personal: 10/10.

Ficha técnica:

Título: Navidades negras

Título original: Black Christmas

Año: 1974

Duración: 98 min.

País: Canadá

Director: Bob Clark

Guión: Roy Moore

Música: Carl Zittrer

Fotografía: Reginald H. Morris

Reparto: Olivia Hussey, Keir Dullea, Margot Kidder, John Saxon, Marian Waldman, Andrea Martin, James Edmond, Doug McGrath, Art Hindle, Lynne Griffin

Productora: Warner Bros. Pictures / August Films / CFDC / Famous Players

Género: Terror. Intriga. / Slasher. Asesinos en serie.

¿De qué va?:

Un psicópata se cuela en el interior de una residencia femenina donde se está celebrando la navidad. Al poco de entrar, comienza a hacer llamadas telefónicas de lo más desagradables. Tras esto, mata a una de las chicas y esconde su cadáver en el ático. El cadáver no es descubierto, y al cabo de unos días las compañeras de la víctima comienzan a echarla de menos, preguntándose qué habrá sido de ella. La policía comienza a investigar la desaparición de la joven; pero los asesinatos continúan sucediéndose, ya que las chicas de la fraternidad son asesinadas una detrás de otra.



Comentario:

Estamos en época navideña, así que, ¿qué mejor fecha para hablar de este clásico del cine de terror? Bob Clark dirigió "Historias de Navidad" (1983, Bob Clark), una divertidísima y entrañable comedia perfecta para ver en estas fechas; sin embargo, no fue su única película ambientada en Navidad.

Al igual que otros directores, como Steven Spielberg o Francis Ford Coppola, Bob Clark inició su carrera como cineasta en el género de terror. Títulos como "Crimen en la noche" (1972, Bob Clark) y "Niños, no jueguen con cosas muertas" (1972, Bob Clark) así lo prueban. Su tercera incursión en el género fue con "Navidades negras". Esta producción canadiense de 1974 es considerada por muchos como el primer slasher de la historia, aunque esto último es algo bastante discutible, como explicaré a continuación.

Breve repaso sobre los orígenes del slasher

En 1960 se estrenaron "Psicosis" (1960, Alfred Hitchcock) y "El fotógrafo del pánico" (1960, Michael Powell). Ambas producciones contaban con un asesino en serie que se veía obligado a matar a causa de diversos traumas infantiles. Tanto la obra maestra de Alfred Hitchcock como la de Michael Powell fueron dos films realmente impactantes y transgresores para la época en la que se estrenaron. De hecho, "El fotógrafo del pánico" fue prohibida durante más de una década y aún a día de hoy sigue siendo una película perturbadora.

A lo largo de los 60 surgieron los primeros giallo italianos, de cuyas características ya hablé en los comentarios de "La muchacha que sabía demasiado" (1962, Mario Bava), "Seis mujeres para el asesino" (1964, Mario Bava) y "El pájaro de las plumas de cristal" (1970, Dario Argento). En 1971 se estrenó "Bahía de sangre" (1971, Mario Bava), un giallo dirigido por Mario Bava en el que los asesinatos eran mostrados sin escrúpulos. Esta película, junto con otros giallo, inspiró a Bob Clark a la hora de dirigir "Navidades negras".

John Carpenter, que por aquel entonces estaba dando sus primeros pasos en el mundillo del cine, quedó maravillado ante el film de Clark y le propuso hacer una secuela. Dicha secuela nunca se llevó a cabo. En su lugar, cuatro años después, Carpenter realizó "La noche de Halloween" (1978, John Carpenter). Este film estaba claramente inspirado por los giallo de Dario Argento y, sobre todo, por "Navidades negras" (sólo hay que ver el plano-secuencia con el que se inician ambas películas). 

"La noche de Halloween" fue un éxito de taquilla impresionante, y dio lugar a multitud de producciones en las que se repetía la fórmula empleada por Clark y Carpenter, fórmula consistente en mezclar elementos de anteriores películas con asesinos en serie de por medio.

En 1980, a raíz del éxito del título de Carpenter, se estrenó "Viernes 13" (1980, Sean s. Cunningham). Fue tras el estreno de esta película cuando se desató la fiebre de lo que sería conocido como el subgénero slasher, estrenándose un nuevo slasher cada semana. Dicha fiebre continuaría hasta mediados de los 80, cuando el subgénero pasó de moda a causa de su propio desgaste.

Como me comentaba Raül hace unas semanas, en realidad no existe una "primera película", sino films que recogen elementos ya vistos en anteriores producciones y tienen la suerte de mezclarlos en el momento oportuno. Tal es el caso de "Navidades negras", pionera en aunar en un solo film todos los elementos que caracterizarían al cine slasher.

Sobre la película en sí

El mayor acierto de "Navidades negras" es el asesino, posiblemente llamado "Billy". En ningún momento vemos su rostro, ya que cuando éste aparece lo único que vemos es lo que él ve por medio de una vista subjetiva. Esto es así desde el inicio de la cinta, con ese magnífico plano-secuencia en primera persona en el que le vemos entrar en la casa donde se hospedan las estudiantes femeninas, a quienes matará una a una.

Tampoco sabemos nada sobre su pasado o sus intenciones. Sus llamadas telefónicas son, cuanto menos, perturbadoras. Recomiendo ver la película en versión original (con subtítulos para todo aquel que no domine el inglés), ya que su voz pone los pelos de punta. Al principio las llamadas parecen estar hechas por un pervertido que quiere gastarle a las muchachas una broma pesada; pero, a medida que pasan las horas, cada llamada será más terrorífica que la anterior. Estas llamadas consisten básicamene en gritos, ruidos de mal gusto y voces que supuestamente recrean situaciones de su turbio pasado (situaciones que nunca nos son explicadas). No es difícil imaginarse al asesino como un psicópata totalmente desequilibrado.

Uno de los motivos por los que el film conserva gran parte de su impacto radica en las cosas que no sabemos, haciendo que nos hagamos diversas preguntas, como por ejemplo: ¿quién es ese demente que se ha ocultado en el ático de la residencia? ¿Qué aspecto tiene? ¿Por qué mata a las chicas de la hermandad? ¿Por qué telefonea antes de matar? Las desquiciantes llamadas, así como el anonimato de su emisor, hacen que se cree un ambiente de suspense y terror realmente efectivo. En ningún momento se nos dan detalles esclarecedores sobre la identidad del asesino, lo que hace que resulte amenazante y horripilante. Como suelo decir a menudo, no hay nada que dé más miedo que lo desconocido. A medida que avanza la historia, tendemos a ver al asesino como una fuerza malévola invisible que aparece de repente, en el momento menos esperado, dejando a su paso muerte.

En "Navidades negras" están presentes casi todos los arquetipos femeninos que se irían repitiendo incansablemente en posteriores slasher: la chica virginal, la alocada, la sensata, etc... Una de las cosas que más me llamaron la atención es que una producción de este tipo contara con un elenco de personajes tan bueno e interesante. Margot Kidder, famosa por su papel de Lois Lane en "Superman" (1978, Richard Donner), hace acto de presencia interpretando a una chica alcohólica bastante grosera y malhablada (en este film las palabras malsonantes están a la orden del día). El papel de Oliviva Hussey como Jess, la protagonista de la historia, resulta bastante convincente. No todo el reparto está formado por mujeres. John Saxon, el mítico papa policía de "Pesadilla en Elm Street" (1984, Wes Craven), ya hizo aquí de policía, ofreciendo una actuación más que notable como el cabecilla tras la búsqueda del asesino.

La ambientación está realmente conseguida. La atmósfera que se crea en los interiores de la residencia es malsana e incluso diría que claustrofóbica. Llega un punto en que no es difícil ver a la residencia femenina como una de esas mansiones de un cuento de terror gótico. Los decorados y la escalofriante banda sonora, mezclada en ocasiones con villancicos, terminan por convertir a esta cinta en un cuento navideño de lo más macabro.

Al igual que sucedía en "La matanza de Texas" (1974, Tobe Hooper), se hace un gran uso de la sugerencia. Al terminar de ver la película, tenemos la sensación de que hemos visto mucha sangre, cuando en realidad no es así. Apenas hay escenas sangrientas y gore; pero, como suelo decir, la imaginación no tiene límites. A todo esto, el final es de los mejores finales que he visto en mi vida. Me inquietó sobremanera y me puso la piel de gallina, no exagero.

A diferencia de otros slashers, jamás llegó a realizarse una secuela de "Navidades negras". Como decía en el primer apartado de este comentario, Carpenter dirigió "La noche de Halloween" claramente inspirado por la presente película, por lo que podríamos considerar al film de Carpenter como su sucesor espiritual, ya que el tono y estilo es prácticamente idéntico. En el año 2006 se estrenó un remake de "Navidades negras". En dicho remake se nos mostraba al asesino y, para colmo de males, se nos relataba su vida pasada, echando así a perder todos los elementos que hicieron grande a la obra original.

Llegados a este punto, tan sólo me queda recomendar fervientemente esta inquietante joya del cine de terror a todos los que me estéis leyendo. Insisto en que la veáis en VOSE, ya que el doblaje en español le quita toda su capacidad de perturbar al espectador. "Navidades negras" es una película perfecta para ver justo después de la cena de Nochebuena, cuando las afables llamadas telefónicas de los familiares pueden dar paso a llamadas escalofriantes y aterradoras, posiblemente hechas desde la habitación de al lado...

Imágenes:


























5 comentarios:

Javier Simpson dijo...

Pues a ver si la consigo. Tiene una pinta estupenda. Si Carpenter se fijó tanto en ella (y luego hizo la gran La noche de Halloween, una de mis favoritas del género) es que debe tener algo especial. Ya veo que a ti te gustó mucho. Ese ambiente parece estar muy conseguido, y ese final también aporta lo suyo, por lo que parece. Me la bajo, Roy. Gracias por recomendarla. Lo cierto es que ya había oído hablar bastante de este Bob Clark (o me lo confundiré con el Larry Clark, el de la brutal Ken Park??)
Un abrazo y felices fiestas, Roy. Muy buena entrada.

Einer dijo...

Completamente de acuerdo con todo lo que comentas. Esta película me gusta muchísimo y aunque pueda sonar raro, me gusta más que Halloween.

Creo que uno de los puntos fuertes de Black Christmas es la patrulla de búsqueda, porque salen a buscar algo que el espectador ya sabe que no van a encontrar. Al menos a una de las chicas. Y otra cosa que me gusta mucho es saber todo el tiempo dónde está el asesino y que nadie más lo sepa. Bueno, y las llamadas telefónicas, y el personaje de Margot Kidder, y Oliva Hussey y toda su historia con Keir Dullea que creo que se cierra muy bien,... Todo. Me encanta esta peli. Y el final, cojonudo, como comentas.

Javier Simpson dijo...

Pues vaya putada. No consigo descargarla...

Roy D. Mustang dijo...

@Javier: es un peliculón, la verdad. Mucha gente prefiere Navidades negras a Halloween. Y eso es decir mucho. Si no puedes descargártela, prueba a pillártela en DVD o en Blu-ray.

@Einer: no suena raro. Conozco a algunas personas que piensan lo mismo que tú. Sobre gustos no hay nada escrito. Y sí, el final es de los que no se olvidan. Qué miedo me dio...

Mario Domínguez Soler dijo...

Ya decía yo que me sonaba, pero para mal, porque lo que ví fue el remake, y sinceramente no me gustó nada de nada. Sin embargo, no tenía ni idea de que hubiera una anterior, y por lo que cuentas pinta muy interesante. Se tendrá en cuenta. :)