ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

lunes, 3 de diciembre de 2012

La última casa a la izquierda




Valoración personal: 5/10.

Ficha técnica:

Título: La última casa a la izquierda

Título original: The Last House on the Left

Año: 1972

Duración: 80 min.

País: Estados Unidos

Director: Wes Craven

Guión: Wes Craven

Música: David Alexander Hess

Fotografía: Victor Hurwitz

Reparto: Sandra Cassel, Lucy Grantham, David Hess, Fred Lincoln, Marc Sheffer, Jeramie Rain, Gaylord St. James, Cynthia Carr

Productora: Lobster Enterprises / Sean S. Cunningham Films / The Night Co.

Género: Terror. Thriller. / Asesinos en serie. Abusos sexuales.

¿De qué va?:

De camino a un concierto, dos chicas se topan con un joven que les vende marihuana. Las chicas le siguen y entran en el interior de un edificio, en donde se esconde una pandilla de maníacos en busca y captura que las secuestran y las llevan a un bosque. Una vez allí, son sometidas a distintos tipos de vejaciones. Curiosamente, ese bosque está cerca de la casa de una de ellas...



Comentario:

Cuando era pequeño, recuerdo estar haciendo zapping en mi antiguo televisor de tubo y pararme en un canal en el que estaban emitiendo "La última casa a la izquierda". Me quedé totalmente petrificado de horror al ver cómo unas personas torturaban a otras de una forma tan violenta, desagradable y explícita. El impacto que causaron en mí esas imágenes fue tal que cambié de canal y no terminé de ver la película.

Diez años después, ya casi cerca de la veintena, me hice con el DVD. Mi intención era revivir el horror que experimenté de crío. Lo malo de ese segundo visionado es que no experimenté horror alguno. Y es que hay películas que aunque en su día me inquietaron sobremanera, con el paso de los años dejaron de darme miedo.

Muchos afirman que "La última casa a la izquierda" es un clásico del género de terror que continúa siendo tan violento, gore y perturbador como cuando se estrenó. Discrepo enormemente. A diferencia de otras producciones de la época en las que se trataban temas similares, como, por ejemplo, "La naranja mecánica" (1971, Stanley Kubrick) o "La matanza de Texas" (1974, Tobe Hooper), "La última casa a la izquierda" ha envejecido realmente mal. Ya en su día no era un título muy bueno que digamos. No negaré que la brutalidad en pantalla fue quizás algo impactante para los estándares de la época; pero eso no hace a la película buena automáticamente. Si a día de hoy sigue siendo conocida es gracias a la publicidad que se le ha hecho y por la forma en que retrata el contexto social de los 70.

Wes Craven, quien dirigió a mediados de los 80 la fantástica "Pesadilla en Elm Steet" (1984, Wes Craven), comentó en una entrevista que "La última casa a la izquierda" fue concebida como una reacción a la violencia que envolvía a la sociedad estadounidense, especialmente a la guerra de Vietnam.

A la hora de redactar el guión, Craven se inspiró en la joya de Bergman "El manantial de la doncella" (1960, Ingmar Bergman). Mientras que la obra de Bergman es un clásico con todas las de la ley, la ópera prima de Craven es una cinta exploitation de calidad dudosa que cuenta con más defectos que virtudes.

El montaje es chapucero, la fotografía deja mucho que desear y la banda sonora casi nunca encaja con lo que estamos viendo en pantalla. El principal defecto del film es el guión, bastante irregular. No sé muy bien qué pretendía Craven, si hacer una película de terror o una comedia. La premisa argumental es perturbadora, pero la forma en que se narran los hechos no lo es en absoluto. Lo que más me molesta es que las secuencias más crudas son interrumpidas cuando comenzamos a estar en tensión por escenas humorísticas protagonizadas por dos policías ineptos.

Las actuaciones no son nada creíbles. Sólo salvaría de la criba a David Hess en el papel de Krugg, el cabecilla de esa panda de asesinos que parece una parodia de La Familia (la secta que dirigía Charles Manson). Las chicas actúan de una forma tan tranquila, fría y sosa que parece que el hecho de que las secuestren y las torturen forma parte de su día a día.

Y qué decir del desternillante y absurdo final... Dicho final podría considerarse un antecedente de "Sólo en casa" (1990, Chris Columbus). Además, vemos a personajes angelicales y tranquilos convirtiéndose de la noche a la mañana en dementes ávidos de venganza que no dudan en usar una motosierra como arma homicida. En definitiva, las actuaciones en general son muy, pero que muy pobres, y el desarrollo de personajes incoherente.

A pesar de todos sus defectos y del aire amateur que impera de principio a fin, la cinta me fascinó por lo delirante e inverosímil que es en algunos momentos. Del mismo modo, consiguió entretenerme lo suficiente como para que la considere una producción pasable. Como suelo decir, lo que más valoro a la hora de ver cualquier tipo de obra audiovisual es que ésta me entretenga, independientemente de si es buena o mala. Estamos, pues, ante una de esas películas malas pero divertidas. Únicamente recomendada para los amantes del cine exploitation de los 70.

Imágenes:

























7 comentarios:

Raül Calvo dijo...

A mí la película me gusta, pero estoy de acuerdo en muchas de las cosas que dices. Se nota bastante que era la primera película que hacía Craven, y esa torpeza le da cierto aire amateur que contribuye a hacer las escenas de tortura y violencia más inquietantes. Está claro que los interludios cómicos destrozan la atmósfera (o como dices tú rompen la tensión), pero a mí me gusta bastante la banda sonora, precisamente por la manera en que está diseñada como contraste a las escenas en pantalla (y la letra de las canciones tiene cierta relación). Por otro lado, el final con las trampas es algo habitual en Craven: hizo lo mismo en Pesadilla en Elm Street.

De todos modos, a pesar de sus evidentes fallos, la película me gusta (aunque su importancia está sin duda exagerada) y ha servido de base para un remake que está muy bien, en algunos aspectos supera el original. En la edición de tres discos inglesa hay una edición alternativa de la película con el título original, algunas diferencias de edición y alguna escena añadida.

Roy D. Mustang dijo...

Hombre, como ya he dicho, la película me entretiene LO SUFICIENTE como para que la considere una producción pasable. Además, como reflejo del contexto social de principios de los 70 está bastante bien. De ahí que le haya puesto un 5/10 en mi valoración personal...

Yo no puedo con la banda sonora. Hay algunos temas que encajan con lo que estamos viendo en pantalla, como aquel que suena en la escena en la que obligan a las dos chicas a desnudarse; pero en otras ocasiones suenan temas que no pegan nada con lo que estamos viendo. La escena en la que los padres están preparando una tarta tiene de fondo una música ambiental propia de una sitcom, y lo mismo pasa con aquella otra escena en la que vemos a los maníacos en coche.

Lo de las trampas en Pesadilla en Elm Street lo veo mucho más justificado que en esta película, así como la forma de vengarse ante una amenaza a la que sólo se puede combatir si uno contraataca como lo hace dicha amenaza. ¿Por qué los padres no se limitan a llamar a la policía? ¿Es que siempre han estado así de tarados? ¿O es que la película se desarrolla en un universo alternativo en el que todos los policías son como la pareja de polis que he mencionado en el comentario?

Y bueno, no he comentado algunas escenas a fondo, pero es que hay momentos que son, dicho de forma vulgar, pa' cagarse. El momento en el que violan a una de las chicas y luego ésta se levanta COMO SI NADA y reza una plegaria a Dios es surrealista. Lo mismo puedo decir del momento en el que toquetean a una de las dos chicas en el piso y su amiga reacciona con una cara de circunstancia que parece que ya ha visto eso con anterioridad. Y qué decir del cambio radical de los padres... En fin, que ante cosas así de delirantes e inverosímiles, normal que la película llegara a fascinarme.

De todas formas, no soy muy fan del cine exploitation. La mayoría de estas películas me parecen producciones aburridas y mal hechas que lo único bueno que tienen son los trailers y poco más. ¿Una exploitation que me guste y que esté bien hecha? I spit on your grave. De hecho, tengo pensado comentarla dentro de poco.

Raül Calvo dijo...

La violencia del sexo la comenté hace un tiempo por si quieres echarle un vistazo. A mí me gusta mucho la exploitation (y de qué hablamos cuando hablamos de exploitation? hay películas que en su momento eran consideradas así y hoy son clásicos como Viernes 13 o la propia Halloween) porque te puedes encontrar alguna joya demencial.

Roy D. Mustang dijo...

Hablo sobre exploitation en general. Digo que LA MAYORÍA de producciones de este tipo eran aburridas y, también, estaban mal hechas. Lo mejor eran los trailers. Y ya.

Ahora que, claro, también las había buenas, como la citada I spit on your grave (enseguida me leo tu artículo) o Viernes 13 y Halloween. De todas formas, hay otras exploitation como La última casa a la izquierda o I drink your blood que son bastante mediocres... Ahora que, claro, las hay peores. Al menos estos dos títulos entretienen lo justo.

Raül Calvo dijo...

Entonces, la cuestión de que sean exploitation es secundario. Generalizando, la mayoría de las producciones de todos los géneros, estilos y presupuestos no son muy buenas.

Javier Simpson dijo...

Cómo para no quedarse impactado al ver esta peli de niño, Roy!! Es demasiado fuerte y desagradable. Comparar esta peli con la de Bergman El manantial de la doncella es un crimen; no sé que querría hacer entender Craven con esta declaración. Hombre: algo de la de Bergman tiene, pero sólo el detalle, la violencia ejercida a una mujer que es más débil y se encuentra indefensa, pero de ser una versión de la sueca, es una versión que poco tiene que ver.
Creo que esta peli no me hubiese gustado nada incluso en la época de su estreno. Imagínate ahora (la vería hace un años más o menos). Nada que ver con su La matanza de Texas. Ésta también es exagerada, pero no rasca de la forma en la que lo hace La última casa…
Un abrazo, Roy.

Tiex dijo...

Pues yo voy a confesar que no he visto ni esta película, ni el remake que se hizo posteriormente. La marco entre mis futuros visionados, porque tengo curiosidad :)