ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

viernes, 14 de diciembre de 2012

Bahía de sangre




Valoración personal: 7/10.

Ficha técnica:

Título: Bahía de sangre

Título original: Reazione a catena

Año: 1971

Duración: 84 min.

País: Italia

Director: Mario Bava

Guión: Mario Bava, Filippo Ottoni, Giuseppe Zaccariello (Historia: Franco Barberi, Dardano Sacchetti)

Música: Stelvio Cipriani

Fotografía: Mario Bava

Reparto: Claudine Auger, Luigi Pistilli, Claudio Camaso, Anna Maria Rosati, Chris Avram, Leopoldo Trieste, Laura Betti, Brigitte Skay, Isa Miranda, Paola Montenero, Guido Boccaccini, Roberto Bonanni, Giovanni Nuvoletti

Productora: Nuova Linea Cinematografica

Género: Terror. Intriga. / Giallo.

¿De qué va?:

La condesa Federica Donati (Isa Miranda), propietaria de una bahía que muchos desean, es asesinada por su esposo, el conde Filippo Donati (Giovanni Nuvoletti), quien poco después muere a manos de una figura misteriosa. El cadáver de Filippo es arrojado a las aguas de la bahía y es dado por desaparecido. Al cabo de unos días, la hija del conde, Renata (Claudine Auger), acompañada por su marido, Albert (Luigi Pistilli), llega a la bahía con la intención de averiguar el paradero de su padre y, de paso, heredar la zona entera. Una muchacha que deambulaba por la zona se topa con el cadáver putrefacto de Filippo. Es en ese momento cuando se inicia una reacción en cadena de muertes causadas por asesinatos. Todos los interesados en hacerse con la propiedad de la difunta condesa irán muriendo uno detrás de otro.



Comentario:

Tras comentar en este ciclo de cine de terror "La muchacha que sabía demasiado" (1962, Mario Bava), "Seis mujeres para el asesino" (1964, Mario Bava) y "El pájaro de las plumas de cristal" (1970, Dario Argento), considero oportuno hablar de "Bahía de sangre", un giallo de principios de los 70 dirigido por Mario Bava, inaugurador de la escuela del terror italiano y creador de este subgénero.

La historia se inicia con el asesinato de la propietaria de la bahía, una anciana paralítica. He de decir que esta secuencia cuenta con una labor de montaje más que notable. Justo a continuación, vemos al asesino, quien lleva puestos unos guantes de cuero negros, como todo buen asesino de los giallo. Sin embargo, lejos de permanecer en el anonimato hasta el final de la cinta, se nos muestra su rostro. El homicida no es otro que el esposo de la condesa que acaba de ser ahorcada. Poco después, surge alguien de entre las sombras, y con un cuchillo pone fin a la vida del conde. De esta forma, tenemos a un nuevo criminal de identidad desconocida.

El guión estuvo a cargo de cinco personas: Franco Barberi, Dardano Sacchetti, Filippo Ottoni, Giuseppe Zaccariello y el propio Bava. Es un guión algo flojo; pero no importa, ya que ofrece lo que promete: diversión y violencia a raudales. La  trama principal cuenta con sus dosis de misterio e investigación, y en algún momento puede resultar algo enrevesada. Por ello recomiendo prestar atención a todo lo que sucede en pantalla. De todas formas, la historia actúa solamente como un hilo conductor entre las distintas muertes, así que no esperéis ninguna maravilla argumental.

A lo largo de la cinta, Mario Bava juega con el espectador insertando pistas falsas, sea el robo de un coche o, simplemente, una mirada poco amistosa. Cuando creemos saber quién es el asesino, se produce una nueva muerte que nos demostrará que nuestras sospechas eran infundadas.

Una de las cosas que más me llamaron la atención es que no hay protagonista, ni, tampoco, buenos ni malos. Los personajes son gente amoral que quiere hacerse con el control de la bahía sea como sea, y ninguno está libre de sospecha ante los crímenes que se han producido en la zona. Todos están movidos por la codicia y la avaricia, y es esta avaricia lo que les conducirá a la muerte. La verdadera naturaleza del ser humano es retratada con un tono de lo más pesimista, cafre y macabro. El asesino no está movido por la locura ni por el sadismo. No es un psicópata perturbado, sino un ser humano cegado por la mezquindad y el egoísmo.

A diferencia de anteriores trabajos de Bava, "Bahía de sangre" cuenta con un mayor grado de violencia y, además, con desnudos integrales femeninos. Las muertes son filmadas de forma contundente y sanguinaria, acompañadas por una banda sonora compuesta por temas preciosos y apacibles que contrastan completamente con lo que estamos viendo. Muchos han dicho que esta película representa la madurez del cineasta italiano. Madurez en el uso de la violencia explícita a la hora de retratar los asesinatos, porque narrativamente y estéticamente hablando ya tenía una gran habilidad (aunque en esta ocasión tiende a hacer un uso excesivo del zoom).

Sería absurdo negar que toda la estructura del film fue imitada por infinidad de slashers americanos, en especial por "Viernes 13" (1980, Sean S. Cunningham) y sus secuelas. Hay muchos elementos en común entre el archiconocido título de Sean S. Cunningham y "Bahía de sangre", como por ejemplo: el asesino tiene especial predilección por los machetes, los cuchillos y las hachas a la hora de matar. Mientras que en "Bahía de sangre" la acción dramática tiene lugar en un bosque a orillas de una bahía, con sus cabañas y sus casas, en "Viernes 13" la bahía es reemplazada por un campamento a orillas de un lago.

A todo lo anterior se le suma una subtrama donde unos veinteañeros con las hormonas revolucionadas llegan a la zona con la intención de divertirse y practicar sexo. Esta muchachada es sólo carne de cañón para el asesino, y los cuatro integrantes del grupo son despachados antes incluso de que nos familiaricemos con ellos. Esta subtrama no aporta nada realmente importante a la trama principal, pero no está fuera de lugar. Y es que, como ya he dicho, la historia es sólo una excusa para que el director pueda ilustrar al espectador con una sucesión de matanzas.

Visualmente, las muertes resultan efectivas aún a día de hoy. Esto es gracias al recientemente fallecido Carlo Rambaldi, un maestro en efectos especiales que creó a E.T., el extraterrestre, y, también, fue el encargado de los efectos de la cabeza del Alien de Ridley Scott. Algunas de las muertes fueron imitadas en posteriores slashers americanos. De hecho, la escena en la que dos amantes son empalados por una lanza fue plagiada vilmente en "Viernes 13. 2ª parte" (1981, Steve Miner). Durante los 84 minutos de metraje se producen más de diez asesinatos, por lo que las escenas sangrientas son prácticamente constantes y no hay tiempo para el aburrimiento.

Junto con otros giallo, "Bahía de sangre" sentó las bases del subgénero slasher, el cual alcanzaría un gran éxito durante la primera mitad de los 80. Por lo tanto, es una película que recomiendo a todos los aficionados al giallo y al cine de terror en general, sobre todo a aquellos que disfrutan viendo las masacres perpetradas por Jason Voorhees y compañía.

Imágenes:




















4 comentarios:

Einer dijo...

Gran película, con asesinatos muy orginales.

No estoy de acuerdo con que el guion sea flojo; es enrevesado, eso sí. Y requiere que el espectador esté atento a muchos detalles, pero creo que está bastante bien trabajado.

Una película con mucha importancia en lo que vino después, como comentas.

Raül Calvo dijo...

Que nadie que no haya visto esta película lea este comentario.

Como dice Einer, no estoy de acuerdo en que el guion sea flojo, de hecho creo que es muy original el hecho de que no hay un asesino, sino que cada víctima de asesinato ha sido la asesina de la víctima anterior (de ahí el título original "Reacción en cadena"), algo que no he visto antes ni repetido después (la excepción, claro, son los adolescentes). Por cierto, no hay desnudos integrales en la película, a no ser que hayas visto una versión desconocida! En el Blu-ray se ve claramente que la actriz lleva una braga color carne, e incluso se notaba en las anteriores ediciones en DVD.

Pero, como decía, este film tiene un lugar de honor no solo por esas secuencias de muerte tan imaginativas, también por su guion rompedor de esquemas con un final absolutamente fantástico.

Roy D. Mustang dijo...

La verdad es que a mí el guión me pareció algo flojo, como si le faltara algo, y, sinceramente, no sé muy bien el qué. Quizás el hecho de que la trama principal sea algo enrevesada me haga pensar así...

En cuanto a lo de los desnudos integrales femeninos, va a ser que no me fijé bien. ¡Y eso que tengo la edición en Blu-ray de Arrow Video! Debería ir al oculista o algo, jeje.

Roy D. Mustang dijo...

Y sí, el final es totalmente fantástico y, sobre todo, efectivo.