ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

viernes, 7 de diciembre de 2012

Carrie




Valoración personal: 8/10.

Ficha técnica:

Título: Carrie

Título original: Carrie

Año: 1976

Duración: 97 min.

País: Estados Unidos

Director: Brian De Palma

Guión: Lawrence D. Cohen (Novela: Stephen King)

Música: Pino Donaggio

Fotografía: Mario Tosi

Reparto: Sissy Spacek, Piper Laurie, Amy Irving, William Katt, Betty Buckley, Nancy Allen, John Travolta, P.J. Soles, Priscilla Pointer, Sydney Lassick, Stefan Gierasch, Michael Talbott, Doug Cox, Harry Gold, Noelle North, Cindy Daly, Deirdre Berthrong, Anson Downes, Rory Stevens, Edie McClurg

Productora: Redbank Films / United Artists

Género: Terror. Drama.

¿De qué va?:

Carrie White (Sissy Spacek) es una adolescente que sufre acoso escolar por parte de sus compañeras de clase, quienes la consideran un bicho raro, y, además, es maltratada por su madre, una fanática religiosa llamada Margaret White (Piper Laurie). La primera menstruación de Carrie llega tarde, y la hace entrar en un estado de pánico pensando que va a morir desangrada. Sus compañeras se burlan de ella, y la profesora de educación física, Miss Collins (Betty Buckley), las castiga a una serie de severos ejercicios físicos. Sin embargo, la cabecilla de las chicas, Chris Hargensen (Nancy Allen), se niega a realizar dichos ejercicios, y Miss Collins le prohíbe ir al baile de fin de curso. Chris, totalmente indignada, decide vengarse de Carrie dejándola en ridículo en el baile, así que pide ayuda a su novio, un gamberro llamado Billy Nolan (John Travolta). Por otra parte, Sue Snell (Amy Irving), una de las chicas que se burlaron de Carrie, se siente arrepentida por lo que hizo, así que para resarcirse le pide a su novio, Tommy Ross (William Katt), que sea el acompañante de Carrie en el baile. A medida que se aproxima la fecha de tan esperado evento, los poderes telequinéticos de Carrie comienzan a manifestarse cada vez con más frecuencia...



Comentario:

Brian De Palma fue quien se encargó de realizar la primera adaptación cinematográfica de la primera novela de Stephen King. La principal diferencia entre la película y la novela es que en ésta última se nos narraban los hechos desde un punto de vista colectivo (a través de recortes de periódicos, entrevistas y otros documentos). El guión de Lawrence D. Cohen se centra en su personaje principal. Los hechos son narrados por medio de una puesta en escena subjetiva, por lo que no es difícil hacerse una idea de lo que siente la protagonista, con la que empatizamos rápidamente y sin problemas.

Sissy Spacek ha actuado en multitud de films, pero para muchas personas siempre será recordada como la tímida y martirizada Carrie White. Me cuesta imaginar a otra actriz dando vida al personaje. Sissy es una actriz delgada, no es ninguna belleza y aparenta fragilidad, por lo que el papel de Carrie le vino como anillo al dedo.

Un joven y por entonces desconocido John Travolta encarnó al novio de la rival de Carrie. Mientras que en el relato original su personaje era un delincuente peligroso, en la presente película es un gamberrete de tres al cuarto que se deja manipular fácilmente por su pareja, una auténtica y genuina zorra.

De todos los personajes, el más perturbador es Margaret White, más conocida como la madre de Carrie, interpretada por una Piper Laurie que borda a su personaje, haciendo que éste resulte creíble e imponente a pesar de que en algunas ocasiones caiga en lo caricaturesco. Margaret, en vez de apoyar a su hija y darle cariño, la martiriza aún más. Por ejemplo, en cuanto se entera de que su vástaga ha tenido su primera regla, la abofetea y la encierra en un armario para que pida disculpas al Señor. Así pues, podemos considerar que Margaret es en parte culpable de que su hija sea como es.

El hogar de Carrie, que en teoría debería ser un lugar seguro y confortable, da más miedo que el castillo de cualquier historia de terror gótico. Las habitaciones son sombrías, lúgubres y están plagadas de símbolos religiosos, de entre los cuales destacaría una inquietante figura de San Sebastian. Por el contrario, la casa de Sue, una de las compañeras de clase de Carrie, es de lo más normal. Está bien iluminada y es imposible sentir claustrofobia en sus interiores, ya que las estancias son amplias y espaciosas. Del mismo modo, la madre de Sue es completamente distinta de la madre de Carrie. Es una mujer de lo más normal y corriente. Estos contrastes ayudan a que apreciemos mejor la diferencia entre la realidad que rodea a Carrie y la realidad que ésta percibe.

La historia comienza con un partido de voleibol seguido de una secuencia de corte onírico. En dicha secuencia somos partícipes de cómo las chicas se están secando y vistiendo después de haberse duchado. Sin embargo, Carrie, quien se encuentra oculta tras una espesa nube de vapor, continúa duchándose. Carrie parece sentirse en paz consigo misma, a gusto en su mundo, como dentro de un sueño del que no quiere despertar. Sin embargo, la presencia de la sangre a causa de su primera regla la despierta bruscamente de ese sueño, sumiéndola en un estado de pánico. Sus compañeras, en vez de tranquilizarla, se burlan de ella y la arrojan tampones y compresas. El sueño se ha convertido en una pesadilla. Y esa pesadilla es la realidad.

Posteriormente, ya hacia el final de la cinta, Carrie es elegida reina del baile de fin de curso junto con su pareja. Todos los allí presentes la aplauden y la vitorean. Por primera (y quizás única) vez en su vida, se siente aceptada y querida. Todo es como un sueño que marca el inicio de un futuro feliz y prometedor. Nosotros, como espectadores, nos alegramos, ya que esta joven víctima ha encontrado por fin la felicidad que tanto ansiaba. Es entonces cuando la sangre vuelve a hacer acto de presencia. Un cubo lleno de sangre y de tripas de cerdo es arrojado sobre la recién coronada reina del baile. Esta vez, la sangre separa definitivamente a Carrie de la realidad que la rodea. El uso de la pantalla partida enfatiza esa separación entre el mundo real y la realidad que percibe la joven humillada. El momento en el que esta adolescente de ojos grandes bañada en sangre da rienda suelta a sus poderes telequinéticos ha pasado a los anales del cine de terror. Lo mismo se puede decir del susto final, imitado hasta la saciedad en posteriores cintas del género.

La escena en la que Carrie estalla el espejo ante el que se ve reflejada me parece realmente simbólica. La telequinesia de la muchacha no sólo se nos muestra como una demostración de su poder, sino también como un reflejo de la frustración, del miedo y, sobre todo, de la inseguridad que la corroe por dentro.

"Carrie" es una película deprimente. Muy deprimente. De visionado obligatorio para todos los aficionados al cine de terror en general y a las novelas del prolífico escritor de Maine en particular.

Imágenes:


























7 comentarios:

Miyu dijo...

Tengo que re-verla, más ahora que hace unos meses que leí el libro. Bueno, en el libro Carrie (perdón decirlo así, que igual suena feo) está gorda y tiene granos hasta en el culo (no soy yo, King lo dice así XDD).
Pero la peli me gustó mucho y es un clásico. Miedo me da el remake...

Raül Calvo dijo...

No estoy de acuerdo que sea un film muy deprimente (claro, esto es muy subjetivo). Cierto que tiene toques oscuros, pero para nada me parece deprimente. Es más, hay toques paródicos y algo ridículos (como la escena en que se compran la ropa) que resta algo de atmósfera. Eso sí, es cierto que el susto final ha sido imitadísimo desde entonces (incluso por el propio De Palma) hasta que el extremo que hoy día es un cliché.

Me parece un film correcto, pero no puedo evitar que me parezca algo light comparado con la novela. De hecho, tengo ganas de ver el remake para ver si aparece la parte final del libro.

Para los interesados en estas cosas, les recomiendo el análisis que hace del film el propio Stephen King en Danse Macabre, especialmente cómo se fija en la estructura de sociedad matriarcal que aparece reflejada en el film.

León dijo...

Grande, grandísima. Triste si que es, pero refleja bastante bien lo jodido que puede ser el ser adolescente hasta que encuentras tu sitio en el mundo... De Palma lo peta con ese tour de force visual que es la película y esa visión tan descarnada de la juventud occidental. Lo dicho, una obra maestra. A pesar de haberla visto varias veces,no puedo dejar de emocionarme con la secuencia del baile.
Saludos

El Tipo de la Brocha dijo...

Aunque está un poco sobrevalorada y la novela ofrece bastante más de lo que, como es natural, aquí solo se intuye, sigue siendo una buena películas. En general, las interpretaciones son sólidas y en cuanto a las que no lo son tanto... bueno, ver a un Travolta primerizo tampoco está mal.

¿Y la zorra no era la compañera de RoboCop?

Raül Calvo dijo...

Sí que lo era. Se casó con De Palma y aparece en otras pelis suyas por ello, como en Vestida para matar.

Alforte dijo...

Sin duda todo un clásico, cuando parece que la protagonista está a punto de alcanzar la redención siendo elegida la reina del baile la más cruda de las realidades hace acto de presencia, haciendo tocar fondo a Carrie. Genial la mano del maestro Brian De Palma es como resuelve la genuina escena de destrucción del instituto y muy lúcida tu reflexión sobre el uso de la pantalla partida como reflejo de los dos mundos, el interior de Carrie y el real.
Interesante blog. Saludos.

Roy D. Mustang dijo...

@Miyu: debes volver a verla, jeje. A mí lo que me preocupa del remake es que la actriz a la que han elegido es demasiado mona como para interpretar a Carrie. Habrá que esperar a que se estrene y ver qué tal está... Aunque, en mi opinión, superar al original es algo difícil.

@Raül: hace mucho que leí la novela, y no recuerdo muchos detalles más allá de los que he comentado en mi comentario. Tomo nota de tu recomendación.

@León: a mí me pasa lo mismo. Incluso una parte de mí desea que ese cubo no caiga; pero, aun así, pasa lo que pasa.

@El Tipo de la Brocha: yo no pienso que esté un poco sobrevalorada. Como te ha respondido Raül, sí, en efecto, la arpía ésa es la compañera de Robocop.

@Alforte: bienvenido, Alforte. Muchas gracias por tu comentario y espero que te guste el blog.