ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

lunes, 26 de septiembre de 2011

Red Dead Redemption


En este blog no suelo escribir sobre videojuegos de la presente generación de consolas, o sea, de Xbox 360 y PlayStation 3, pero siempre hay excepciones, como es el caso que hoy nos ocupa... Después de dedicarle una gran cantidad de horas (unas 26 aprox. y tan sólo llevo el 85% del juego), Red Dead Redemption, uno de los últimos juegos de la famosa compañía Rockstar, se ha ganado a pulso el hecho de que escriba sobre él, y es que pocos juegos de dichas consolas me han impactado tanto en los últimos años como éste. Es más, puede que con Red Dead Redemption esté ante algo que no experimentaba desde hace años, una sensación que, desde que jugué a juegos como "The Legend of Zelda: Ocarina of Time" (mi videojuego favorito hasta el momento) o "Shadow of the Colossus", no había vuelto a experimentar. Y no, no sólo es por el hecho de montar a caballo e ir cabalgando de un lado a otro; sino por encontrarme ante algo nuevo, algo fresco, un torrente de sensaciones que pocas veces había sentido jugando a un videojuego... Todo eso y más, gracias al título de Rockstar Games.

Ficha técnica


Título: Red Dead Redemption

Género: Sandbox, mundo abierto, shooter en tercera persona, acción/aventura

Plataforma: PlayStation 3, Xbox 360

Desarrolladora: Rockstar San Diego, Rockstar North

Distribuidora: Rockstar Games

Año de lanzamiento: 18 de Mayo de 2010 en América del Norte, 21 de Mayo de 2010 en Europa y Australia, 7 de Octubre de 2010 en Japón

Formato: Blu-ray Disc, DVD+R DL



Algunos ya sabrán que me gustan los westerns... Sí, esas películas del Oeste que, década tras década, los espectadores vieron como se iban recrudeciendo o, dicho de otro modo, volviéndose más realistas. Dicho punto de inflexión lo alcanzaron gracias a las películas protagonizadas por Clint Eastwood en la famosa Trilogía del Dólar de Sergio Leone, trilogía que inauguró lo que se conocería como spaguetti western o cine western, hecho en países europeos como Italia. Pero no voy a hablar más de esas tres grandes películas, pues se merecen un artículo aparte... El motivo de que las mencione es ni más ni menos por el parecido y legado que guarda este videojuego con dicha trilogía. De esta forma, y teniendo eso en cuenta, tenemos al protagonista, John Marston, el cual no guarda pocos paralelismos con algunos de los hombres sin nombre que encarnaba el señor Eastwood en la mencionada trilogía del señor Leone. Pero no sólo con eso, sino que a lo largo del juego vemos elementos y situaciones en torno a Marston que nos hacen recordar otras grandes películas como "Centauros del desierto" y otros clásicos de John Wayne, o "Sin Perdón", esta última dirigida y protagonizada por el propio Eastwood. De todas formas, y no es por desprestigiar el brillante trabajo de Rockstar a la hora de plasmar la esencia de Clint Eastwood en su personaje, a John Marston aún le queda un buen trecho para llegar a alcanzar el carisma que destilaba Eastwood en dichas películas. Y es que Eastwood es mucho Eastwood...

Normalmente, cuando hablo en este blog de videojuegos de última generación (las pocas veces que lo he hecho, repito), no me paro a hablar de los personajes y sobre la historia del juego, ya que para mí el que un juego tenga un guión de cine, a excepción de algún Metal Gear, RPG, etc, me parece algo totalmente secundario; más si hablamos de un sandbox en el que los argumentos suelen estar metidos con calzador para que las misiones que en él se producen tengan cierto sentido, impidiendo así que el jugador tenga la sensación de unidad u orden entre las distintas tramas y subtramas... No es el caso de Red Dead Redemption, en el que tenemos una trama principal, y distintas subtramas también en forma de diferentes misiones que no nos hacen sentir en plan: "¿por qué estamos haciendo esto si nada tiene que ver con nuestro objetivo principal?", ni tampoco nos hacen hartarnos del argumento del juego y ponernos a hacer el bestia por ahí por medio de trucos, como sucedía en otros juegos de Rockstar Games como los GTA de PlayStation 2... Sólo por eso, se merece que hable sobre... :

¿De qué va?

John Marston era un tipo que durante años aterrorizó las tierras del salvaje Oeste americano de finales del siglo XIX y principios del XX, en compañía de otros tipos de poca moral como Bill Williamson, quien era como un hermano para él, y Dutch van der Linde, el líder de la banda. Pero todo eso forma parte del pasado, y más cuando el propio Marston fue traicionado durante el atraco a un banco por los suyos, quienes le dejaron abandonado a su suerte en la escena del crimen...

Años después, en 1910, John Marston es una persona pacífica, que reniega de su pasado y tan sólo quiere llevar una vida tranquila en un rancho con su mujer e hijo... Lamentablemente, el gobierno no está dispuesto a que Marston se salga de rositas tan felizmente, así que tras secuestrar a sus familiares le chantajean encargándole la tarea de que capture a Bill Williamson quien, a diferencia de Marston, continúa cometiendo delitos por todo el Oeste. Sólo así, le permitirán tener la tranquila vida que éste quiere.

Williamson tiene a sus hombres afincados en el fortificado lugar conocido como Fort Mercer, su base de operaciones, lugar a donde va a parar Marston tan sólo para recibir un tiro que, aunque no llega a matarle, le deja moribundo. Días después John Marston se despierta en el rancho MacFarlane, en donde la bienintencionada Bonnie y su padre velarán por su salud hasta que éste se recupere, hasta que esté en plenas condiciones de continuar con su tarea de capturar a Bill Williamson, ya que el gobierno tiene la vida de su familia en sus manos, y el bienestar de éstos depende del éxito de su misión...

Algunos personajes

John Marston:


Protagonista absoluto del juego y, por lo tanto, personaje al que controlamos desde el principio. Como dije en el apartado anterior, Marston es un tipo que simplemente quiere vivir tranquilamente con su mujer y su hijo, este último tan sólo un adolescente; pero el gobierno no está dispuesto a ello, ya que aparte de no olvidar sus crímenes éstos no le perdonan, por mucho que haya cambiado a mejor. Marston, aparte de tener un apellido que da gusto pronunciar, es un tipo con una puntería y habilidad con el revólver sin igual, además de con otras armas como rifles, cuchillos, armas arrojadizas, etc... Su paciencia es la de un santo, ya que a lo largo de la aventura tendrá que lidiar con gente de todo tipo y, teniendo en cuenta que nos encontramos en el antiguo Oeste americano, no es que se encuentre con buenas personas precisamente, aunque aparentemente lo sean...

Agente Edgar Ross:


Uno de los agentes del gobierno que le encargan a Marston la tarea de capturar a Williamson, y responsable directo del secuestro de la mujer y el hijo de Marston... Le vemos al principio de la aventura en compañía del agente Archer Fordham, escoltando a John Marston, quien no tiene más remedio que coger el tren hasta llegar al lugar en donde se encuentra su antiguo compañero de fechorías, quien no se dejará cazar tan fácilmente como Marston cree... Una de sus frases es: "todo el mundo finalmente tiene que pagar por lo que ha hecho". Hacia el final de la aventura, las misiones con el señor Edgar Ross serán más frecuentes, dado que nos encontraremos en una zona cercana a su oficina.

Bill Williamson:


Mientras Marston se reformó, Williamson continuó con su vida de forajido, la de robar dinero para luego dárselo a los pobres, con la diferencia de que lo segundo ya no lo hacía, ya que Williamson tan sólo se preocupa de sí mismo, como siempre hizo... De todos los miembros de la banda a la que pertenecía, Marston tiene cuentas pendientes con éste, ya que fue Williamson quien le dejó a su suerte tras el atraco a un banco, en donde a punto estuvo de morir. Años después, cuando Marston se presenta en Fort Mercer, Williamson le dispara con un rifle dispuesto a rematar la faena, cosa que no consigue.

Bonnie MacFarlane:


Tras recibir el tiro de Williamson, Bonnie y su ayudante Amos se topan con un John Marston en las últimas, tirado en el suelo, herido por un disparo de rifle. Bonnie se ocupa de cuidar a Marston hasta que éste se recupera en el rancho que ella y su padre, Drew MacFarlane, poseen. Bonnie es una chica muy autosuficiente, a la que el viejo Oeste le ha hecho ser toda una tipa dura, ya que la vida allí no es precisamente para gente débil... Desgraciadamente, los hombres de Williamson se enteran de que Marston no murió, así que se encaminan al rancho con no muy buenas intenciones...

Sheriff Leigh Johnson:


Ante las pocas posibilidades de capturar a Williamson él solo, y por recomendación de Bonnie, Marston para en Armadillo, un pequeño pueblo en medio del desierto, en donde el sheriff Johnson, en compañía de sus ayudantes (quienes no tienen muchas luces), se encarga de velar por la paz del lugar. Y es que como él mismo dice: "Mi deber es que esta ciudad no se convierta en un infierno". Marston se une a Johnson en ciertas misiones, brindándole así una gran ayuda, un favor que Johnson le devolverá como el agradecido y honorable hombre de bien que es.

Seth Briars:


Ya dije que Marston conocería a gente de todo tipo, y Seth es un ejemplo de ello... Este tipo de avanzada edad es tan extraño como chiflado, ya que está obsesionado con dos cosas en esta vida: el oro y los cadáveres. Su pasión por estas dos cosas es todo lo contrario a la que siente por una buena ducha, ya que tan sólo hay que verle para comprobar que no es muy dado al aseo personal (él mismo afirma no haberse lavado en casi seis meses, con eso lo digo todo). Como persona loca que es, le habla a los muertos... De hecho, Marston le conoce en un cementerio, en donde Seth se encuentra practicando uno de sus "hobbies".

Irish:


Siguiendo en la línea de gente extraña que conocerá Marston, hay otros personajes como Irish, un tipo de origen irlandés que se pasa las 24 horas del día borracho. Aparte de ser un alcohólico, Irish es un tipo sucio y, al igual que Seth, poco dado a lavarse. Pero el hecho de que fuese un traficante de armas le vendrá bien a John Marston a la hora de un segundo asalto a Fort Mercer, más aún si es capaz de proporcionarle una potente ametralladora Gatling. Por lo tanto y, muy a su pesar, al pobre y paciente Marston no le quedará otra que aliarse con gente de esta calaña... Por último, decir que medio Oeste quiere la cabeza de Irish...

Landon Ricketts:


Antigua leyenda del Oeste a finales del siglo XIX, el señor Rickets se encuentra en 1910 viviendo tranquilamente en México, en donde conoce a Marston después de que éste tenga un pequeño altercado con unos lugareños de Chuparosa, el pueblo en donde se encuentra... Ricketts es de los personajes que más me gustaron de todo el juego, sobre todo por la relación maestro-alumno que mantiene con Marston o, al menos, da esa sensación de mentor. Aparte de enseñarle nuevas técnicas de disparo, le regala a Marston un nuevo revólver.

Coronel Allende:


Coronel del ejército mexicano, Agustín Allende se nos aparece en este juego gobernando tiránicamente a la población del país, además de demostrarnos que es un malhablado y un pervertido, que no duda en secuestrar jovencitas para satisfacer su propio apetito sexual. Se dice que en su juventud fue pobre; algo que en el presente, en 1910, parece haber olvidado, ya que trata a sus subalternos como poco más que basura. Como líder del país, sus mayores rivales son los rebeldes que pretenden derrocar su tiránico mandato. Allende no dudará en manipular a Marston para que éste cometa misiones suicidas en su nombre...

Luisa Fortuna:


Una de las rebeldes de México comandadas por Abraham Reyes, quien es su prometido, aunque éste se olvide prácticamente de la existencia de la joven mujer, confundiéndola con una tal "Laura"... Aunque en un principio Marston se encuentra trabajando para Allende y sus perros, finalmente acabará uniéndose a la causa de Luisa y los suyos. Además, el propio Marston aceptará algunas misiones de ella como proteger a sus familiares, como a su hermana pequeña.

Sobre el juego en sí

Como habéis podido ver con estos pocos ejemplos, los personajes que hacen acto de presencia a lo largo del juego se ajustan a distintos tópicos de personajes del género western. De esta forma tenemos al sheriff, al cazarrecompensas, al pillo, al timador, al mexicano revolucionario, al ranchero, y así un largo etc... Y si digo pocos, es porque hay más personajes, muchos más... El carisma es algo que todos llevan consigo, sobre todo John Marston, quien es tan carismático como su primer apellido, el cual da gusto pronunciar y escuchar, esto último gracias a un doblaje original en inglés más que notable; tanto como las expresiones faciales que, sin llegar a ser sobresalientes como las animaciones de los personajes y animales, son bastante expresivas. Sin duda, todo un repertorio de personajes tan bien definidos como distintos entre sí, con los que Marston tendrá que lidiar a su modo para lograr su objetivo o, mejor dicho, el objetivo que le han autoimpuesto si quiere volver a ver sana y salva a su querida familia.

Una de las cosas que más me gustan de los sandbox de Rockstar Games es la capacidad que dicha compañía tiene para ambientar las épocas en las que transcurren sus juegos. Por ejemplo, de la misma forma que en GTA Vice City sentíamos que estábamos inmersos en los años 80, en este caso sentimos lo mismo pero en el viejo y lejano Oeste americano, concretamente en 1910, una época en la que vemos cómo, por medio de este juego, llega a su fin, e igualmente presenciamos los últimos coletazos de las aventuras y desventuras de héroes y villanos que cabalgaban extensas praderas a lomos de un caballo o en diligencias; aventuras que servirían de inspiración a multitud de cineastas nacidos en el siglo XX, un siglo en el que el viejo y salvaje Oeste estaba destinado irremediablemente a desaparecer, al menos, tal y como fue.

En Red Dead Redemption, gracias a la brillante labor de Rockstar, constantemente nos sentimos inmersos en una película de vaqueros... O debería decir en muchas películas de vaqueros, ya que recorremos paisajes y pueblos de todo tipo. Desde áridos desiertos en los que los cuervos y los coyotes esperan a que caigamos muertos para alimentarse de nuestra carne, pasando por montañas en donde las frías aguas fluyen incansablemente por los grandes y gélidos ríos del Norte, ranchos en donde la gente cuida pacíficamente de su ganado y mantiene sus esplendorosos caballos, hasta montañas rocosas en donde se oculta la peor calaña de la humanidad, dispuesta a desvalijarnos hasta la vida, si es necesario... Sí, en Red Dead Redemption hay escenarios de todo tipo relacionados con el salvaje Oeste, y aún me quedo corto mencionando los que he mencionado... Minas que parecen estar abandonadas, lugares en donde los enfrentamientos entre el gobierno y los rebeldes son la orden del día, fuertes armados, pueblos en donde la mayor parte de la población son ladrones, pequeñas zonas pobladas destinadas a convertirse en grandes ciudades... Y así podría seguir un buen rato... Sin ninguna duda, la lograda ambientación a la hora de recrear el viejo Oeste es uno de los puntos más fuertes del juego.

Sea cabalgando por los distintos escenarios a lomo de nuestro caballo, envueltos en medio de un tiroteo, o descansando en un pueblo perdido de la mano de Dios, constantemente escuchamos temas musicales que ayudan a engrandecer la ya de por sí lograda ambientación... Y es que la banda sonora desde el momento en el que empieza el juego es ambiental, hecha para un videojuego con la básica y principal intención de ayudar a que nos sintamos más inmersos en el juego que a escuchar canciones bonitas que poco o nada tienen que ver con lo que presenciamos, con el contexto en sí. Que ojo, bonitas lo son, mucho. Me quito el sombrero ante la labor de Bill Elm y Woody Jackson, ambos al cargo de todo el soundtrack en cuestión, un soundtrack cuyo ambiente atmosférico y musical es, como poco, sobresaliente. Unos temas que le sientan como anillo al dedo a las aventuras de un tipo como John Marston, aventuras y situaciones en las que su oscuro pasado continúa afectando en primer grado su presente. He aquí unos cuantos ejemplos:







Personalmente estos tres son mis temas favoritos, temas que me encanta escuchar, sobre todo cuando a lo largo del juego cabalgo a lomos de un caballo las extensas llanuras del Oeste... Y si digo extensas es porque lo son, y mucho... En contra de todo lo previsto antes de su lanzamiento, Red Dead Redemption demostró ser lo nunca visto en un sandbox en cuanto a extensión y a la más que notable calidad que ésta atesoraba... De una punta a otra del inmenso mapeado podemos tirarnos cabalgando perfectamente más de media hora; pero el simple hecho de ir así, cabalgando y espoleando a nuestro caballo (no mucho, pues si le espoleamos en exceso nos tirará) a la par que observamos el vivo mundo que nos rodea, es una experiencia única... Aquí vuelvo a señalar la gran labor por parte de Rockstar no sólo de recrear el viejo Oeste, sino también de dotarle de vida, todo gracias a unos escenarios detallados; perfectamente detallados, he de añadir... Desde la más extensa pradera hasta el más minúsculo cuchitril, todo está brillantemente detallado. Vemos como la vegetación varía de una zona a otra, así como el terreno e, incluso, la fauna del lugar y el clima... Me pregunto cómo envejecerá este juego, pero una experiencia así, jugando a un videojuego, no la sentía desde que jugué al ya citado "The Legend of Zelda: Ocarina of Time" (y eso que hoy en día, y al contrario que hace diez años, la pradera de ese juego se me antoja pequeña, repetitiva y falta de vida...) Volver a sentir dicha experiencia es algo realmente satisfactorio, más aún si ésta es engrandecida hasta alcanzar tales cotas de nueva y revolucionaria calidad.

Si todo lo anterior es tan bueno, la jugabilidad no iba a ser menos. De hecho, si la jugabilidad no fuese tan sobresaliente como todo lo anterior, nos hallaríamos ante un juego que, en mi opinión, sería mediocre, puesto que la jugabilidad para mí es el factor más importante en un videojuego (que ojo, a pesar de que sea lo más importante -prueba de ello el que poseo una Wii aparte de una Xbox 360-, la parte gráfica y de ambientación, en determinados casos, también lo es). La de cosas que podemos hacer en Red Dead Redemption es proporcional a la extensión de los escenarios... Dicho de otro modo, podemos hacer multitud de cosas. Aparte de las misiones principales, imprescindibles para progresar en la trama, John Marston puede pararse a ayudar a algunas personas (variopintas personas) que campan a lo largo de todo el país (o los países, ya que en un momento dado del juego dejamos Estados Unidos para traspasar la frontera hacia México).

Algunas de estas personas pasarán a crear submisiones durante el juego; otras, serán transeuntes que se nos apareceran prácticamente de forma aleatoria en nuestros cabalgares, sea pidiendo ayuda porque les persiguen unos bandidos o incluso protegiéndoles de fieras salvajes como lobos u osos (sí, gracias a Red Dead Redemption podemos comprobar que los osos son unos animales tan fuertes como salvajes y fieros). También tenemos que andarnos con cuidado, ya que muchos de estos transeúntes en apariencia pacíficos, en ocasiones, nos tenderán trampas como robarnos nuestro caballo... Otras de las posibilidades del juego, aparte de cambiar de uniforme a John Marston (en la parte de México le tenía puesto en todo momento un poncho sucio), domar preciosos caballos salvajes, jugar a juegos como el póker y los dados o dedicarnos a la caza animal para luego vender las pieles, es coger un cartel de WANTED e ir, cual cazarrecompensas, a por un tipo de moral cuestionable por cuya cabeza se ha puesto un precio. Los momentos en los que decidía dar caza al asesino en cuestión con el lazo, para luego llevarle atado encima de mi caballo hasta la comisaría más cercana mientras sus hombres me perseguían moliéndome a tiros a la par que su jefe se deshacía en amenazas contra Marston, es una de las experiencias más frenéticas y divertidas que he experimentado en un videojuego... Demencial y simplemente genial.

A medida que progresemos nuestra fama y honor irán aumentando, así como nuestra fortuna... Pero esto es una decisión propia, ya que como decidamos emprenderla a tiros contra personas inocentes, atar a mujeres en las vías del tren (desbloqueando así un logro) y, en resumen, cometer crímenes de la peor calaña, nuestro honor se precipitará al vacío y nos encontraremos con los sheriff y demás fuerzas de la ley dando caza a nuestro valioso pellejo. He de decir que yo no decidí hacer esto en ningún momento, así que siempre fui John Marston, el antiguo terror del Oeste que ahora se redimía en sus actos, ganando de una punta a otra del lejano Oeste tan buena fama como honor, aunque todo fuese por imposición de tipos como Edgar Ross y su vil chantaje familiar... De todas formas, si queréis ver unos videos en los que se resuman algunas de las muchas cosas que podemos realizar durante el juego, aquí tenéis dos (y sí, los pongo al final, porque me sé de algunos que si los llego a poner al principio, ni os leíais el artículo. ¡Con lo bueno que es leer!):









En fin, sé que me dejo muchas cosas sobre Red Dead Redemption en este artículo, como hablar del multijugador (al que no he jugado pero que según me han dicho no tiene nada que envidiar a un MMO) o de las expansiones en forma de DLC (zombies por todas partes...) pero, al fin y al cabo, artículos de este juego y de cualquier otro superventas de la actual generación de consolas los hay a millares por Internet, y Red Dead Redemption no iba a ser la excepción, menos si meses antes de su lanzamiento estuvo sometido a una gran campaña publicitaria que conllevó a generar más y más hype. Aunque, si he de ser franco, en este caso era algo necesario, ya que el género de los western cinematográficos dejó de existir tal y como se había conocido hasta entonces a partir de los años 70, y hoy en día muy poca gente se interesaba por ellos; lo cual era aplicable también y, como es el caso, a los videojuegos.

Rockstar era consciente de esto, más aún teniendo en cuenta el discreto paso por PlayStation 2 que tuvo Red Dead Revolver, el antecesor espiritual de Red Dead Redemption, de ahí que se curraran tanto la presente entrega en todos los sentidos. De todas formas, la arriesgada premisa de Red Dead Redemption dejó bien clara una cosa, y es que trate de lo que trate un juego, si éste está bien hecho y encima innova (algo difícil hoy en día), está claro que estamos ante un gran juego. Y en el caso de Red Dead Redemption, estamos ante uno de los mejores juegos de todo el catálogo de Xbox 360 y PlayStation 3, sin duda. De compra obligada, todo un must have que, guste o no gusten los westerns o incluso los sandbox, no defraudará a nadie. (Y qué final... ¡Qué final!) Es por eso que, personalmente y, por una vez, le pondré nota a un juego, dándole a las aventuras del gran John Marston y a todo lo que gira en torno a este carismático personaje la siguiente...

Valoración personal: 10/10.

11 comentarios:

Larily dijo...

Con este juego ni hace falta jugar para divertirte con él... ver cómo juegan es como estar viendo una película interesantísima, jeje.
Muy buen artículo.

Toni dijo...

Curradísimo post.

Mira que a mi no me llamaba este género pero John Marston se me ha grabado para siempre en el recuerdo.

Grandísimo juego que me enganchó más que gta iv (vale, que no son lo mismo) y que a pesar de habérmelo pasado en ps3, estoy muy cabreado porque no haya habido una versión de PC. Lo hubiera disfrutado aún más. No sólo por la calidad gráfica que supondría sino por los mods que podrían haber aparecido... una pena.

Grand juego, estoy de acuerdo con tu análisis y tu nota.

Saturos de Neraka dijo...

Muy buena reseña tio, como siempre :)

Ray dijo...

Los videos y la reseña me han animado (aun mas si cabe) a hacerme con la edicion Goty que saldra en breve, curiosamente tendre zombies en el oeste, ultimamente salen hasta en la sopa...¡pero que mas da!, si los adoro :D

Pd: Me ha gustado mucho la animacion a la hora de disparar y el entorno en si, mas convincente que lo que vi en el Gta 4.

Ray dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roy D. Mustang dijo...

@Larily: doy fe de ello XD.

@Toni: si es que John Marston es mucho John Marston jeje... Sí, una lástima lo del PC... La verdad es que no comprendo por qué no sacan este juego para PC, y sí van a sacar el L.A Noire (eso me han comentado).

@Saturos: ¡muchas gracias, hombre!

@Ray: no te arrepentirás de tu compra, te lo aseguro ;) .

Ray dijo...

Efectivamente L.A Noire saldra en Pc, en su versión buena de hecho, con sus dlcs calentitos listos para ser degustados, a su misma vez aparecera esa misma edición en ps3 y 360.

El Tipo de la Brocha dijo...

Excelente artículo para excelente juego. En los últimos años, es el título que más me ha acercado a la emoción que sentía con los videojuegos de mis años mozos. Incluso era capaz de entretenerme solo con ver cómo pasaba el tiempo mientras cabalgaba. Creo que muchos coincidimos en esto.

Roy D. Mustang dijo...

@Ray: El L.A. Noire edición juego del año cae sí o sí, a ver qué tal. Tengo grandes expectativas hacia ese título.

@El Tipo de la Brocha: Me alegro de que te haya gustado el artículo, Tipo de la Brocha. También me agrada el saber que no somos pocos los que han experimentado lo mismo que yo al jugar a esta maravilla de juego.

Rokuso3 dijo...

Es una lástima que no saliera en PC, porque me encantaría jugarlo (me encanta el Red Dead Revolver, y eso que muchos lo clasifican como mierda). Si algun dia cae una PS3 o una 360, lo compro sin duda... Además se agradece que la campaña multijugador sea SECUNDARIA y no EL CENTRO del juego como parece que últimamente pasa.

Roy D. Mustang dijo...

Pues Rokuso3, ya sabes... ¡A pillarse una Xbox 360 o PS3 en cuanto se pueda! XD