ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

sábado, 19 de marzo de 2011

Dragon Quest: Las Aventuras de Fly




Las aventuras de Fly, nombre con el que se conoció en España al anime de Dragon Quest, es de esas series de las que guardo un grato recuerdo. Dicho recuerdo es muy próximo al que me dejó Dragon Ball cuando la emitieron por primera vez en las televisiones autonómicas españolas (yo lo vi tanto en castellano en Telemadrid y en gallego en la televisión de Galicia), ya que Las aventuras de Fly fue emitida justo después de Dragon Ball, sustituyéndola en el mismo horario, si mal no recuerdo (y si me acuerdo de esto es porque la veía justo antes de ir a clases de natación. ¿O era después? Ni me acuerdo...) En un principio pensé que se trataba de una especie de spin-off de Dragon Ball, incluso al ver el anuncio por primera vez y al escuchar la voz del protagonista pensé que se trataba de una versión alternativa de Son Gohan o incluso el mismo personaje en el futuro o alguna realidad alternativa varia, o algo así... Sin embargo, a pesar de ser emitida sustituyendo a Dragon Ball y contar con los mismos actores de doblaje (ya era casualidad que Fly contara con las voces de Son Gohan) y, sobre todo, con un diseño muy similar al de Akira Toriyama en su obra magna, a los pocos capítulos de Dragon Quest quedaba bien claro que me encontraba ante un anime distinto, pero a la vez muy similar en cuanto a personajes y argumentos...


Dai no Daibōken, nombre original de la serie, estaba basado en la popular franquicia de videojuegos Dragon Quest, de la compañía Enix, famosa por dicha saga entre otros RPGs. Concretamente, tomaba un argumento similar al de la tercera entrega (la cual salió para la NES), y continuaba la historia tras el final de este juego. Por lo tanto, Dai no Daibōken estaba inspirado en cierto modo en esta tercera parte. En 1989, aprovechando el éxito de la franquicia, los autores Riku Sanjo (escritor) y Koji Inada (dibujante), publicaron el primer capítulo de Dai no Daibōken en la revista semanal Shonen Jump. Aunque en un principio tenían la intención de publicar una corta historia de no más de dos capítulos de extensión, la buena acogida por parte del público hizo que continuase en una historia de tres capítulos para posteriormente acabar siendo una nueva serie regular en el famoso semanario, publicándose hasta el año de su finalización en 1996, logrando alcanzar así la cifra de 37 volúmenes recopilatorios en formato tomo. Eso sin olvidar su adaptación al anime, la cual comenzó a emitirse en 1991, aunque fue cancelada al año siguiente quedándose en tan sólo 46 episodios, los cuales adaptaban fielmente los 13 primeros tomos apróximadamente, aunque el final de dicha adaptación animada lo cambiaron respecto al manga debido a la inminente cancelación... Aunque finalmente fuese cancelado, también fue un anime que en sus inicios tuvo una aceptación por parte del público similar a la del manga, algo que hizo posible que se lanzasen a la venta 3 OVAs, tituladas "The great adventure of Dai", "Avant's Disciples", y "The Six Greats Generals", respectivamente.

¿De qué va?

Hace mucho tiempo, un joven y valiente caballero acompañado de otros valientes derrotó al malvado rey demonio Hadler, salvando al mundo de las fuerzas demoniacas que éste controlaba. Tras su derrota, perdió el control sobre todas las bestias y monstruos que poseía, liberándolos del mal y pasando de ser criaturas feroces y agresivas a bestias tranquilas y pacíficas, siendo trasladadas a un lugar en donde podrían vivir en paz, la isla de Dermulin. Tres años después, en ese mismo lugar, uno de esos monstruos llamado Blas se encontró en la costa, a la deriva, a un pequeño bebé al que llamaría Fly y al que adoptaría como su hijo y pupilo en cuanto a las artes mágicas.

Pasaron unos doce años y el joven Fly vivía feliz y pacíficamente en la isla, intentando aprender conjuros mágicos que siempre acababan fallando ya que aparte de dársele mal, él no quería ser un mago, si no un caballero. Dicha paz fue interrumpida por la llegada de unos valientes que resultaron ser falsos, siendo simplemente unos ladrones que robaron todas las criaturas de la isla para usarlas en un ataque a un reino vecino. Fly viajó hasta ese reino y les dió una lección atacando con sus monstruosos amigos a esos falsos valientes... Poco después llegó a la isla otro visitante, esta vez una joven princesa, la princesa del Reino de Papunika; Liona, que estaba allí ya que con motivo de su cumpleaños debía de pasar por una ceremonia que sólo puede tener lugar en esa isla, ceremonia de la que obtendría los favores de Dios. Por desgracia, dos de sus acompañantes se revelan contra ella, intentando asesinarla de tal forma que todo parezca un accidente y así alcanzar más poder en el reino, y ya de paso intentan matar a Fly por ser el único testigo de dicha rebelión. Recurriendo a un robot gigante que tenían en el barco en el que viajaban, uno de los dos rebeldes ataca a Fly y a una debilitada Liona, pero Fly entra en un misterioso estado de cólera al enfadarse, reflejando en su frente la marca de un dragón y venciendo fácilmente a los traidores con un potente conjuro mágico. Tras ser derrotados, Fly vuelve a la normalidad y no recuerda nada de lo sucedido durante el combate, pero gracias a tal hazaña se gana el respeto por parte de Liona y por ende de todo su reino.

Días después, algo misterioso e inesperado ocurre, y esto es que los monstruos de la isla comienzan a enloquecer, a atacarse entre ellos o incluso a Fly. Blas le pide a Fly que abandone la isla, y le cuenta que antes de ser bueno estuvo poseído por el mal debido al poder del rey demonio Hadler. Pero antes de que Fly parta, desembarca en la isla un valiente llamado Iván, acompañado de su discípulo, el mago Pop. Iván levanta una barrera alrededor de la isla que la protege del mal que poseía a las criaturas, liberándolas de dicha influencia. Tras esto, le propone a Fly entrenarle en el uso de las artes mágicas y del guerrero, a lo que Fly acepta sin dudar, comenzando un durísimo entrenamiento intensivo. Por desgracia no consigue terminar este curso intensivo, ya que es interrumpido por la llegada del mismísimo Hadler, que dice haber vuelto a la vida más poderoso que antes gracias a los poderes de un ser muchísimo más poderoso que el; el Gran Rey Demonio Baan. El malvado Hadler entra en combate con Iván, revelando que el valiente que le venció hace quince años fue Iván. Por desgracia, Iván se encontraba bastante debilitado tras transformarse en dragón durante el entrenamiento con Fly, y a pesar de sus esfuerzos, acaba resignándose aceptando que no podrá vencer a Hadler si no es recurriendo a un poderoso hechizo mortal. Tras inmovilizar a Fly, a Pop y a Blas con un potente hechizo protector, Iván les entrega a sus dos discípulos un colgante que simboliza que son lo suficientemente aptos como para haber superado su curso de aprendizaje. Hecho esto, Iván efectua un ataque de autosacrificio en el que utiliza toda su energía vital contra Hadler, provocando una brutal explosión que arrasa con toda la zona exceptuando a Fly y sus compañeros, protegidos gracias al hechizo de Iván. Por desgracia, Hadler consigue sobrevivir a dicho ataque, resultando en vano el sacrificio de su noble rival. Milagrosamente, justo cuando Hadler se disponía a aniquilar a los discípulos de Iván, el símbolo del dragón vuelve a aparecer en la frente de Fly, atacando al demonio y poniéndole contra la espada y la pared, haciendo que tenga que huir.

Tras esto, y tras derramar lágrimas por la muerte del bueno de su maestro, Fly y Pop deciden emprender un viaje que tendrá como objetivo principal vengar la muerte de su maestro y liberar al mundo de Hadler y del hechicero que está por encima de él, el Supermago o Gran Rey Demonio Baan.

Algunos personajes

Fly: protagonista de la serie, el joven Fly vivía pacíficamente en la isla de Dermulin con su abuelo adoptivo, con la ilusión de ser un valeroso caballero que algún día vencería a las fuerzas del mal. Demasiado inocente en alguna ocasiones e impulsivo en otras optando por la violencia como solución a muchos problemas, este joven protagonista posee un misterioso y descomunial poder que cuando lo utiliza, suele aparecer en su frente el símbolo de un dragón.

Pop: al poco de conocerse, Pop entabla una gran amistad con Fly, amistad que aumentará a lo largo de la historia. Pop se presenta ante Fly acompañando a su maestro, Iván, quien le entrena para que algún día pueda ser un gran y poderoso mago. Por desgracia, a Pop le falta dedicación, ya que es un tanto vago. Debido a su naturaleza miedosa, a la hora de la verdad y cuando se encuentra en una situación límite, suele abandonar a sus compañeros cobardemente. Pero a pesar de ello, al final siempre acaba recapacitando, llegando incluso a atreverse a plantar cara a un poderoso rival contra el que poco o nada tiene que hacer, todo por sus ya debilitados compañeros. A lo largo de la serie, Pop se irá autosuperando a sí mismo, tanto psicológicamente como en el progreso de sus conjuros mágicos. Ah, por cierto, Pop era mi personaje favorito.

Liona: la princesa y heredera al trono del Reino de Papunika entabla con Fly un vínculo bastante especial tras ser rescatada por éste de sus traidores sirvientes. De carácter fuerte, violento e impulsivo, y propio de una princesita malcriada en ocasiones, Liona en el fondo es todo corazón, sacrificándose por su reino y por sus amigos si la situación lo requiere. Gracias a sus conocimientos mágicos más centrados en curar que en atacar, ayudará a Fly y a su grupo uniéndose a ellos en alguna que otra ocasión.

Iván: cuando era joven, y ayudado por tres poderosos compañeros, Iván derrotó al rey demonio Hadler, devolviendo así la paz al mundo. Durante este periodo de paz, Iván se dedicó a entrenar a distintos discípulos, siendo el último de ellos Pop, y luego Fly. Y es que al poco de aceptar a Fly como su discípulo, Iván entra en combate con un resurgido Hadler, combate en el que acaba perdiendo la vida... Sus hechizos y ataques son realmente poderosos, a destacar el Megante, poderoso ataque de autosacrificio pero que nada pudo hacer contra Hadler... Aunque muerto, su memoria y recuerdo, así como sus ideales en pos de la paz y la justicia, siguen bien presentes y vivos en sus discípulos, quienes le recuerdan constantemente. A destacar su curiosa apariencia, tan ridícula y graciosa como su comportamiento y su forma de ser, que incluso en los peores momentos, le impulsa a animar y mantener alegres a sus compañeros.

Mam: hija de Roca y Raila, dos valientes que acompañaron a Iván en su cruzada contra Hadler quince años atrás. Mam, al igual que Fly y Pop, también fue discípula de Iván, heredando también las características guerreras de su padre y de sacerdotisa más propias de su madre. Gracias a una pistola cargada con unos cartuchos que contienen conjuros mágicos, ambos objetos regalo de Iván, dispara conjuros al objetivo como si fuesen balas. Mam conoce a Fly y a Pop al poco de que estos lleguen al bosque cercano a su hogar, y a pesar del primer encontronazo que tienen, acabarán siendo grandes amigos, llegando a unirse a ellos como el tercer miembro del equipo en su lucha contra el ejército del mal.

Hadler: Hadler fue derrotado hace quince años a manos de Iván, pero renació gracias a los poderes mágicos del Gran Rey Demonio Baan, volviendo con más poder gracias a un nuevo cuerpo que Baan le proporcionó. Ahora, Hadler trabaja para Baan, siendo el comandante de las siete fuerzas o divisiones del mal, que son: los demonios que él mismo controla, las bestias, los brujos, los fantasmas y sombras, las llamas heladoras, los inmortales y los dragones. Hadler muere y es herido de gravedad en varias ocasiones a lo largo de la serie, pero siempre es resucitado por el Gran Rey Demonio Baan, quien le proporciona un cuerpo más poderoso tras cada muerte, mejorando sus características en combate a la par que Fly y los suyos. A pesar de ostentar el cargo de comandante en jefe, otros jefes de las distintas divisiones son más poderosos que él, como Mistobaan y Baran, de hecho por algún motivo intenta que éste último no se enfrente a Fly. Durante la historia, Hadler es de los villanos que más evoluciona psicológica y físicamente.

Crocodine: también conocido como el Rey de las Bestias, el orgulloso y brutal Crocodine es el líder de la división de las bestias, formada por monstruos de variadas etimologías. Poderoso y resistente, la fuerza de Crocodine es comparable a la de un tanque, soportando de la misma forma poderosos ataques. Aunque en un principio se nos presente como una gran bestia al servicio de Hadler, es en el momento en el que conoce a Pop cuando comienza a cambiar sorprendido por la capacidad de sacrificio patente en algunos humanos, a quienes hasta entonces consideraba una raza muy débil, sin honor, y egoísta...

Saboera: líder de la división de los brujos, Saboera es el integrante más malvado, calculador y sin sentimientos del ejército de Hadler, recurriendo a engaños o a métodos poco ortodoxos siempre que tiene oportunidad. Como líder de la división de los brujos, posee una gran variedad de poderes mágicos, apareciendo una y otra vez a lo largo de la aventura, aliándose con distintos líderes de las otras divisiones para vencer a Fly y compañía, pues su naturaleza cobarde le impide atacar en solitario si el rival es poderoso.

Por supuesto, a lo largo de la aventura irán apareciendo muchos más personajes, como por ejemplo los restantes jefes de las distintas divisiones o cuerpos del ejército diablo:

Henky, líder de la división o cuerpo de los Inmortales...

Freizard, líder del cuerpo de las llamas heladoras...

Baran, líder de los superdragones, que al igual que Fly puede invocar una misteriosa marca de dragón en su frente, la cual y a diferencia de Fly controla a su voluntad...

Y otros como el traicionero Killbaan, el poderoso Gran Rey Demonio Baan y el perturbador Mistobaan, respectivamente.

Dai no Daibōken llegó a España a principios de los 90 bajo el título Las aventuras de Fly (según he leído se decidió cambiar el nombre de Dai a Fly debido a que Die podría evocar a la palabra "die", o sea muerte en inglés), y aunque no marcó a una generación entera como lo hizo Dragon Ball, si que se ganó a su pequeña legión de seguidores, entre los que me incluyo. Por entonces no tenía ni idea de qué era un Dragon Quest, y es que a mí con unos 6 o 7 años de edad que tendría por aquel entonces que no me sacaran de los Super Mario o los Mega Man... De hecho no sabía ni qué demonios era un JRPG, ni un RPG sin la J. Para mi Las aventuras de Fly era un anime nuevo que, como dije al principio, me parecía si no una continuación de Dragon Ball otro anime hecho por el mismo autor, por el parecido en los diseños y dibujos de los personajes con los de la serie protagonizada por Son Goku y compañía. Años después descubrí que no estaba al cargo de Akira Toriyama, ya que este autor únicamente se dedicó a diseñar los personajes en los juegos de Dragon Quest. Por ende, si se quería hacer una adaptación al manga de estos videojuegos, al menos tendrían que contar con un dibujo similar al de los artworks del Sr. Toriyama. La tarea recayó en el dibujante Koji Inada que, bajo los guiones de Riku Sanjo, ofreció capítulo tras capítulo unos dibujos que no solo recordaban a los de Toriyama en sus trazos, si no también en su evolución. Lo que me pregunto es si ese era el auténtico estilo de Inada, o si Inada fue uno de los primeros fans acérrimos influidos tanto por Toriyama que hasta dibujaban en sus obras, profesionalmente hablando, igual que él... El caso es que, a pesar de no saber nada del trasfondo o mejor dicho en qué estaba basado este por entonces nuevo anime, eso no me importó en absoluto, ya que a principios de los 90 yo veía todo limitándome únicamente a divertirme y a pasar un buen rato (lo mismo que hoy en día, pero hoy en día existe Internet, y tal... Si a eso se le suma que uno es curioso por naturaleza...)

Una de las cosas que más recuerdo, la primera de hecho, es el ver el anuncio en el que se anunciaba Las aventuras de Fly como una nueva serie que se emitiría tras Dragon Ball, y el ver al protagonista de estética tan Toriyiense (toma término) corriendo por una especie de campo a través acompañado de todo un bestiario de lo más bizarro hizo que mis ganas por ver esa serie amuentaran considerablemente (el monstruo que tenía la apariencia de un castillo dorado se me quedó grabado en la retina). El primer capítulo lo disfruté como el enano que era, descubriendo que Fly no era Son Gohan aunque hablara igual, a parte de ver a todos esos monstruos en acción, como los famosos y míticos Limos presentes en todas las entregas videojueguiles de la franquicia, que acababan uniéndose en un solo limo gigante con corona. Recuerdo perfectamente que las semanas siguientes me dediqué a dibujar limos y castillos dorados, que cosas...

Ese primer episodio era una introducción al mundo o universo de Dragon Quest. Se nos presentaba a Fly, el protagonista de la serie, siendo simplemente un niño que podía ejercer la magia, cuyo padre adoptivo era un monstruo como los que poblaban la isla en la que vivía. Hacia la parte final del capítulo conoceríamos un reino cercano a la isla, gobernado por un bondadoso rey, así como parte de su ejército, y también asistiríamos a la primera aparición de los falsos valientes, cada uno representando un rol como el que más tarde representarían Fly y su grupo de amigos: el guerrero, el mago, el valiente espadachín, etc... Sin duda la serie era como adaptar un JRPG al papel y después a la pequeña pantalla, y la verdad es que esto lo logró a la perfección. El adaptar la historia de un JRPG o videojuego a otro medio normalmente conlleva cosas buenas y cosas malas, ya que no es lo mismo jugar a un videojuego que trasladar su argumento al cómic, al cine o a una serie de televisión, y normalmente los resultados son nefastos, consiguiendo un producto que tiene poco o nada que ver con el videojuego original... Pero con Dragon Quest no fue así, pues se trató de una especie de continuación de un argumento inspirado en el Universo Dragon Quest en formato anime cuyo resultado final fue bastante bueno. Y digo argumento inspirado porque sólamente estaba basado en la tercera entrega tomando elementos de ella, no era una adaptación literal de la misma ni de ninguna de las dos entregas anteriores... Si a eso se le suma el mérito que supone adaptar a formato manga un videojuego que por aquella época eran simplemente píxeles, ya podemos hacernos a la idea de la imaginación de estos dos autores a la hora de jugar a esos videojuegos pixelados, algo que me encanta pues a diferencia de los videojuegos de hoy en día, en tiempos de los 8-bit uno podía incluso fantasear imaginándose como serían esos mundos cuadriculados en la vida real, o en dibujos animados simplemente. Por ende, Las aventuras de Fly era un buen ejemplo de cómo adaptar un videojuego a otro formato como es el manga y el anime, no como Pokémon y sus historias hiperrepetitivas, sin ir más lejos...
"Dragon Quest III. De las tres primeras entregas, esta fue de la que tomó más conceptos Las aventuras de Fly"

Divagaciones varias aparte, tras un primer capítulo introductorio pronto conoceríamos a la princesa Leona, mandamás de un reino que no era el mismo que Fly visitó en el capítulo anterior, expandiendo así y aún más las fronteras del mundo fantástico en el que se desarrollaba la historia, y aumentando las ganas por parte del espectador de que Fly abandonara permanentemente esa isla en busca de nuevas aventuras. Cosa que sucedió después del combate contra Hadler, pues acompañado por el mago novato Pop, Fly emprende la aventura abandonando su isla natal (aunque finalmente descubriríamos todo acerca del pasado de Fly, y el porqué era el único "humano" en esa isla, algo similar a lo que pasó con el origen de Goku en Dragon Ball). Tras desembarcar en un nuevo continente pronto se unirá al grupo Mam, que venía a ser el integrante femenino del grupo, más débil que Fly y en ocasiones menos útil que Pop, algo que en ocasiones o mejor dicho por momentos se convertía en un tópico del género videojueguil en el que se basaba la serie. Tras esto, la historia no tenía mucha más chicha... Teniamos a nuestro trío protagonista avanzando a través de bosques y terrenos en los que se enfrentaban a monstruos diversos o a algún que otro monstruo poderoso (que normalmente, por no decir siempre, era uno de los jefes de las distintas divisiones del ejército del Rey Demonio), para luego acabar en un pueblo o ciudad en donde se abastecían, reposaban y mejoraban sus ropajes y armamento. Como en un JRPG, vamos. El planteamiento era el típico planteamiento de los shonen manga o mangas para adolescentes: tenemos al protagonista tan inocente que por momentos llega a parecer tonto perdido, pero que cuando se enfada y se pone serio es superpoderosísimo, acompañado de un compañero tan tonto como simpático (y un tanto miedica, añado), más un tercer integrante femenino que a la mínima agredía al pobre Pop. Los tres avanzando por un mundo de fantasía con la intención de salvar al mundo del malvado Gran Rey Demonio, villano desde el principio al final de la historia, algo que se agradece, pues en muchos shonen asistimos a cómo se nos presenta un gran villano que resulta ser el más fuerte que hay; pero luego, tras derrotarle, aparece otro nuevo villano todavía más fuerte y malvado que el anterior y así la historia se comienza a repetir hasta que el producto deja de funcionar y termina de cualquier forma, siempre con fuegos artificiales que enmascaren su auténtica calidad. En Las aventuras de Fly tenemos a unos cuantos comandantes de distintas divisiones, algunos más fuertes que otros que se van sucediendo no precisamente del menos al más poderoso aunque en un principio parezca así. Ya de primeras el primer enemigo a tener en cuenta al que se enfrentan Fly y compañía es a Hadler, el comandante en jefe cuya posición en el ejército diabólico ya es prueba de su poder, y en el tomo 13, lejos de acabar la serie, ya se enfrentan a Baran, que supuestamente es el más poderoso de todos los comandantes, tanto o incluso más que Hadler. Aunque luego se nos presentarían nuevos soldados del ejército diabólico más poderosos que los citados comandantes como los soldados basados en piezas del ajedrez, por encima de ellos siempre estarían el inquietante Mistobaan, Killbaan y el citado Gran Rey Demonio Baan.

La calidad de dibujo del manga es si no una copia, muy similar a la de Akira Toriyama en Dragon Ball. Pero si algo me llama la atención en cuanto a calidad es la del anime, con unos dibujos y unas animaciones notables que hacen justicia al manga que adapta, fuese en los combates que evocaban un festival de fuegos artificiales, o en esas perturbadoras escenas como aquella en la que Mistoban iluminaba sus ojos en el interior del cuartel general del Gran Rey Demonio, lugar que gracias a esa calidad ganaba en su atmósfera oscura y opresiva. Eso sin olvidar la banda sonora que, tomando las canciones originales de los videojuegos, es adaptada al anime de una forma que solo podría describir como épica, incluyendo cada tema cuando debe de incluirse, dependiendo de si la situación es dramática, si es un combate, etc... He aquí un ejemplo de una de esas canciones:

Como me decía un colega el otro día, ya no se hacen animes así... Y es que aunque Las aventuras de Fly sea una especie de Dragon Ball pero con espadas y hechicería, a diferencia de ésta contaba con, además de tener muchísimas menos incongruencias argumentales, con un mundo bien asentado y definido desde un principio, con sus reinos, sus clases sociales, su fauna, etc... un mundo fantástico con los elementos que no pueden faltar en una historia de fantasía épica. Por supuesto, todo aderezado con un toque tan desenfadado como infantil, que hace que el espectador más o menos maduro no pueda tomarse totalmente en serio este mundo y a la vez sea fiel a la atmósfera que se nos pretendía transmitir en los videojuegos de la saga en la consola de Nintendo.
"Siempre me pregunté: ¿no sería más fácil para Hadler y compañía matar a Fly sin hacerle enfadar...?"

En fin, para ir terminando, una cosa que no me gustó en su momento ni me sigue gustando fue que cancelaran el anime. Los motivos los desconozco, pero en mi opinión puede que fuese debido al alto coste de producción derivado de la notable calidad de animación, o que no recibiese la misma aceptación por parte del público. Recuerdo que cuando vi Fly en su día, de mi clase era el único que la seguía, y ojo, en mi clase todos veíamos Dragon Ball, asi que puede que el hecho de que muchos creyesen que Fly era algo así como "las nuevas aventuras de Son Gohan y sus amigos" , y luego no fuese así, dicho de otro modo, que no fuese una especie de continuación o spin-off de Dragon Ball, decepcionó a muchos. También he de decir que la serie desde el momento en que abandonan la isla en la que se inicia la historia pierde bastante fuelle, ofreciéndonos un argumento que es básicamente el de "me enfrento a un rival, éste me vence, me enfado, le venzo, me enfrento a otro más fuerte y vuelta a empezar..." Este planteamiento tan cíclico y típico en los shonen no se pone tan de manifiesto en Fly como en otros mangas, pero aún así se nota. Luego la historia mejoraba bastante, a partir del tomo 13 concretamente, punto en el que el anime finalizó. Por lo tanto, yo me pregunto ¿habría alcanzado Las aventuras de Fly un éxito como el de Dragon Ball si su versión animada no hubiese sido cancelada? En Japón no fue así a pesar de que el manga continuó hasta su finalización sin ningún tipo de interferencia editorial, a diferencia de los videojuegos, que en tierras niponas son unos auténticos superventas... Pero yo creo que a pesar de no haber alcanzado el mismo éxito, si que se le hubiera acercado, además que una cosa tengo bien clara y es que Las aventuras de Fly supera a muchos shonen en calidad argumental, de entre los cuales incluiría a Dragon Ball, pues aunque no innovara tanto como las aventuras de Goku ni fuera una auténtica revolución mundial, en mi opinión Fly la supera, de hecho pienso que Fly es un shonen manga más serio y mucho mejor definido desde un principio que la primera etapa de Dragon Ball. Claro que también tiene sus defectos, como que los combates se hiciesen interminables. Si en Dragon Ball un combate no duraba más allá de los cuatro capítulos (ojo, al igual que antes me estoy refiriendo a la primera parte de la serie, cuando Goku es pequeño y tal), en Las aventuras de Fly cada nuevo combate significaba ya de primeras que nos esperaban mínimo cinco episodios llenos de puñetazos, patadas, gritos, rayos y supertécnicas tan variadas como raras. Esto último puede que también fuese lo que hiciera que el público dejara de ver Dragon Quest y que debido a sus bajos índices de audiencia se acabara cancelando, pues mientras Dragon Ball en sus primeras historias nos ofrecía una amplia variedad de situaciones para que nos familiarizáramos con los personajes, aderezadas con combates o torneos de artes marciales, en las aventuras de Fly en cuanto abandonan la isla ya empiezan con esos largos y lentos combates... Pero bueno, al menos fueron fieles al manga. El problema es que si en el manga estos combates te los leías en media hora o poco más, en el anime tardabas varios capítulos. Y esto era algo que a muchos les cansaba... Pero bueno, a mi no me importó, y de niño bien que disfruté tanto con estos combates como con todo lo demás. Como curiosidad, aunque el manga se mantuvo en buena forma en su país de origen alcanzando la gran cifra de 37 tomos recopilatorios, en España tan sólo se recopilaron los 13 primeros tomos en un formato tipo comic-book muy parecido al de la serie blanca de Dragon Ball u otros mangas que se publicaron por entonces... Asi que en España tuvimos en su versión en papel el mismo contenido que se nos mostró en el anime, cancelado justo cuando la historia comenzaba a mejorar notablemente, por desgracia... Aunque se dice que la editorial Planeta DeAgostini, la misma que publicó por primera vez el manga en mi país, tiene intención de reeditarla en formato de lujo, igual que hizo con Dragon Ball, I"s y Doctor Slump. De todas formas, hace unos años y gracias al brillante trabajo del grupo de scanlation Fly Release Group, pude leermela de principio a fin, y fue una experiencia bastante grata y, sobre todo, nostálgica. Por fin terminaba algo que quise ver terminado desde que tenía tan pocos años.
"Portada del tercer número publicado por Planeta, el primero que adquirí debido a que me encantó su portada por el buen rollismo que emanaba con tan sólo verla".

En fin, Las aventuras de Fly es un anime dirigido para un público adolescente, de entre unos 11 o 13 años diría yo, pero obviando ésta y otras características propias del género de aventuras dirigido a ese tipo de público, nos encontramos ante un buen anime y un manga más que notable. Entretenido a pesar de que algunos combates se hagan eternos o de la falta de lógica propia de los shonen, pero ante todo es un anime que de pequeño me marcó y de los que guardo un gran recuerdo. Y eso, caballeros, influye. Mucho, de hecho...

17 comentarios:

El Tipo de la Brocha dijo...

Empiezo a pensar que no hubo nadie en España que no confundiera la serie con Dragon Ball.

A mí el primer episodio no solo me dejó mosqueado (¿como que ese no es Son Gohan(da)?), sino que cuando por fin quise entender que aquello no era la serie de Toriyama, incluso me decepcionó.

Luego le di una oportunidad a la serie, me gustó y acabé comprándome un par de números de los cómics que publicó Planeta; concretamente en los que Fly peleaba con Henky.

Hace un par de años me leí el manga de cabo a rabo y estuve a punto de escribir el correspondiente artículo, pero acabé rajándome. Demasiado esfuerzo.

Cambiando de tema... Estoy leyéndome tus artículos de los 4 Fantásticos, y creo que has hecho un gran trabajo repasando esa etapa de la colección. Eso sí, me está llevando una de tiempo...

Kaldrecx dijo...

Sublime tio ¡¡¡¡¡¡. Has hecho que coja con mas ganas el dragon quest 9 ^^

Roy D. Mustang dijo...

A El Tipo de la Brocha: Jajaja, lo que yo pienso vamos... Y es que no fueron pocos los que se sintieron decepcionados al ver que eso no era Dragon Ball... Yo al menos nunca pensé seguro seguro que era algo relacionado con Dragon Ball aunque en un principio a punto estuve.. Quizás por eso, y por otros motivos de lo que he dicho, me acabó gustando tanto y dejandome tan buen recuerdo.

¡Gracias por lo de los artículos de los 4 Fantásticos! Y si, ya se que son de una extensión kilométrica, pero como decía en el último de ellos, es que cuando algo me gusta... Me gusta. Si a eso le sumas lo que me puedo llegar a enrollar cuando hablo... Como prueba, esta respuesta a tu comentario.

A Kaldrecx: ¡muchas gracias! Seguro que los de Square-Enix se sentírian un poco más felices si supieran que gracias a mi artículo uno más va a adquirir su última entrega de Dragon Quest xD.

El Tipo de la Brocha dijo...

@Roy D. Mustang: Que me lleve tiempo leerlos no es malo. Ya sabes que a mí también me da por los artículos largos a menudo. De hecho, tengo uno de los 4 Fantásticos preparado desde hace tiempo... A ver si lo publico la semana que viene.

Yota dijo...

Sensacional Post. Espero pasarme más a menudo por el blog.

Para mi al principio era la serie que sustituyó a Dragon Ball. pero me acabó enganchando y tengo unas ganas locas de que Planeta publique por fin sus kazenban.

Como me gustaba crocodine. Creo que tengo por ahí el muñeco todavía XD

Taicho dijo...

Weno... no se que decir que no haya dicho ya por msn xD

Yo tambien crei, como todos mis amigos de infancia, que era una continuación de Goku, aunque creo que en parte fue por la publicidad que le dieron (almenos asi se nos vendio a nosotros), y en parte por tener en el titulo la palabra "Dragon".

Lastima que cancelaran el anime en Japon, y los comics aqui.
Yo creo que más que falta de publico (como no iba a tener publico una serie asi en Japon?), fue por alcanzar al manga, ya que cuando hacen un anime rapidamente al tener exito el manga para no perder "la moda" pasan casos como estos (Ejemplos actuales, D-Gray man, Tutor Hitman Reborn y de pasados Slam Dunk o Musculman). Decidieron no hacer relleno y terminar la serie.

Por cierto, por si alguien sabe donde encontrar la primera OVA de Fly que comente, que yo desde siempre he encontrado la 2 y la 3, pero de la 1 nada.

Roy, como te dije, muy mal por no decir más que una linea de Hyunkel / Henki, personaje con pasado dificil, con una sed de venganza manipulada, criado por monstruos como Fly, en el bando del Gran Rey Demonio Barn, y que luego se pasa al lado de Fly como Crocodine...
Ademas unas palabras se merecian Bardak el viejo empanado con delirios de grandes, Matorif el pervertido mago, y Tame, la mascota de la serie.

Yo nunca comparti tu predileción por Pop, era el que menos soportaba del grupo (eso no quita que tubiera su figura de pequeño, y la volviera a comprar ultimamente ya que las perdi xD), no hacia nada bien (SPOILER) ni tan siquiera morir al sacrificarse para salvar a sus amigos al final! (FIN SPOILER).

Estaria bien comentar que despues de donde llego el anime, en el comic se incorporan al grupo unos 6 personajes nuevos como minimo, a parte de "rescatar" alguno que se daba por muerto.

La BSO es de las mejores que he podido escuchar en mi vida:
http://www.youtube.com/watch?v=mJzLR6gepEs&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=X7PNAXX5Pqg&feature=related
Entre otras canciones... Y sobretodo las miticas canciones del "lado oscuro" (lo siento mis favoritos eran Baran, Hadler, Mistburn, Freezard/Santor...):
http://www.youtube.com/watch?v=h1FS4D0TOHg
http://www.youtube.com/watch?v=UyUwCk_TObU

Por cierto, en tu comentario dejas demasiado bien a la pija ricachona prepotente y creida de la princesa Liona, (no confundir con Fiona), que hacia lo que queria con los demas al considerarlos unos inutiles inferiores. Ya le estubo bien el tiempo en el "congelador".

Aqui llevan creo que 3 años jugando al gato y al ratón acerca de la licencia y publicación en tomos versión Kanzeban de la serie, y cuando parecia que todo estaba concretado cada vez se dan largas... y total aun siguen con negociaciones y a saber si Planeta sera quien la publique al final.
Yo hace añooos compraba los tomos en japones, y hace poco en el Japan Weekend de Barcelona, aproveche para comprarme el ultimo tomo en "español" de Mexico, almenos para tener el ultimo tomo no en japo, sino en algo más entendible a primera vista (aunque hay algunas frases mexicanas que casi se me da mejor el otro xD).

Recomiendo a los que no la hayan visto, la serie Beet the Vandal Buster (Bouken Ou Beet), del mismo guonista y el mismo dibujante, aunque la serie esta paralizada hace ya un tiempo no se porque razones. Pero tiene un buen anime (omitir la segunda parte, que es relleno absurdo).

En fin no se que más queria decir, mi mente esta saturada xD

Larga vida a los Superdragones!

P.D.: Pon el opening Japones que es más epico, que el gallego a parte de basarse en la inventada francesa siguen el ritmo que quieren :P
Begirama!

Roy Ramker dijo...

Aquí otro fan de "Las aventuras de Fly", no me la perdía por nada del mundo. Como bien dices, siempre llevó el estigma de ser una continuación (la palabra spin-off aún nos quedaba muy lejos) de Dragon Ball y quizá por eso no logró exito que se merecía, pues la gente encontraba otra cosa.

Sobre el manga, yo me lo comprabame y me gustaría puntualizar que no terminó igual que el anime, me parece que llegaba hasta el torneo donde regresaba Mam con una rata (no me acuerdo de su nombre).

Y ojalá Planeta logre la licencia para publicar el manga en su totalidad, pero con los tiempos que corren :(

Roy D. Mustang dijo...

A Yota: ¡Gracias! Jajaja, pues bienvenido es ud. a mi blog. La verdad es que de las figuras de Fly.. Yo no llegué a ver ninguna a la venta! O eso, o no me fijaba, que creo va a ser eso jeje...

A Taicho: ¡Cielos Taicho! Creo que no he recibido ni recibiré un comentario en mi blog tan largo y extenso como el tuyo! Si ya te digo yo que te hagas un blog y te dejes de tantos videos para cumpleaños jeje... Bueno la verdad es que en Fly no se como iban a hacer relleno... Como no se pusieran a contar "historias jamás contadas en el manga" de Fly y cia. de camino a otro reino... Cosa que seguramente aborrecería a muchos... Un buen ejemplo el de Slam Dunk, porque terminó sin adaptar la parte final del manga, y puede que, si lo relaciono con Fly, si sea debido al hecho de no querer hacer relleno... Aunque el motivo principal y ojo, esto se me acaba de ocurrir ahora, fuese que el anime se emitiera únicamente como producto par dar mayor fama y popularidad a los juegos, quien sabe...

No me he puesto a comentar a fondo a Hyunkel ni a otros personajes porque es que si no no daba terminado, y no era plan de pasarme el fin de semana o varias semanas escribiendo...

Y ahora que lo dices bien cierto es, otro modo de leerla en castellano, a parte de leer la release del Fly Release Group, es comprar la edición que se publicó pocos años atrás en Mexico.

A Roy Ramker: Bienvenido tocayo jeje. Totalmente, el estigma de ser una continuación o tener cierta relación con Dragon Ball fue la cruz de las Aventuras de Fly.

Y bueno, a ver cuando la publica Planeta... Yo aún no he perdido la esperanza, si no, ¿por qué hicieron esa votación hace un año creo, en la que Dragon Quest al igual que el Puño de la Estrella del Norte eran candidatas a ser publicadas en España? (En este caso, reeditadas en una edición decente y, sobre todo, completa).

Roy Ramker dijo...

Ojalá se así, de verdad que tanto Dragon Quest como Hokuto No Ken me las compro sin pensar. La segunda parece que es un prácticamente un hecho, pero la primera parece que hay una fuerte "disputa" con la editorial japonesa, ya sabemos como son para negociar a veces xD

De todas maneras, corre por ahí la edición de México, pero no sé tal está:
http://www.abfenix.com/tienda/categoria/64/comics-/-libros--importacion/dragon-quest--fly.html

¿Sabes algo?

Taicho dijo...

Yo de figuras tube bastantes, Fly (la versión con daga, espada y escudo) que aun la tengo pero sin accesorios, Pop (la recompre hace poco con su caja y todo), Baran (como odio haberla "perdido"), Hadler (la tengo tambien sin nada extra, y encima pintada xD), Henki (solo con casco, sin espada, ni "coleta" ni hombreras), y Crocodine... Solo algunas las conservo, y me da rabia haber perdido partes, que esten rascadas, sin puntura o pintadas encima...

Por otro lado, en los comics de Planeta de antaño, si llegaron algo más lejos de Baran, con lo que comenta Roy Ramker, de Mam y la rata del Ejercito de las Bestias.

Taicho dijo...

Lo que dices que era una forma de dar más publicidad a los videojuegos, en parte es logico, pero a su vez los videojuegos beben de la publicidad de los manga y animes. Todo es un ciclo interrelacionado.
Pero no olvides que no es la unica serie manga de Dragon Quest, hay varias y muy buenas. Lo poco que lei de los tomos japos que encontre de segunda mano, Dragon Quest El Emblema de Rotto me ha gustado mucho (Dragon Quest: Mugen no shou creo que era), y como ese hay muchos más (Dragon Quest IV Gaiden: Jigoku no Meikyuu, Dragon Quest Mahoroshi no Daichi... por nombrar los que tengo). Y eso que estos son antiguos, a saber los que han salido en la ultima decada...

Podrian haber creado sagas de relleno facilmente, como hacian con las peliculas. La tercera OVA podia haberse creado a partir de ella un arco argumental largo, luchando contra cada "General" y haciendole soldados, con Mam a punto de morir por culpa del Veneno. O de la segunda OVA que escuchasen rumores de que Ivan estaba vivo y le buscaran y persiguieran hasta descubrir que era un impostor etc...
Inventarse nuevos reinos, algun enemigo nuevo, o Generals o enemigos marginados que quieren obtener reconocimiento del Gran Rey Demonio Barn, o algun antiguo enemigo o compañero fustrado de Ivan ya que el se llevaba toda la gloria, que quiere vengarse de su legado y alumnos etc...

Si por ideas no sera xD

Roy D. Mustang dijo...

A Taicho: hombre, si, hay mas de un manga basado en los videojuegos de Dragon Quest; pero animes, ¿cuántos hay? O mejor dicho ¿cuántos animes basados en Dragon Quest de una longitud y calidad comparable a Las aventuras de Fly se han hecho tras este?

A Roy Ramker: Pues la verdad es que no se qué tal estará la edición mexicana..

Y pienso lo mismo que tú. Tanto Hokuto no Ken como Dragon Quest serían dos mangas en formato deluxe que haría sin dudar.

Taicho dijo...

La edición mexicana... A ver, los tomos sera por el tipo de encuadernación o el papel, pero un tomo normal (con las mismas paginas), es la mitad de estrecho.
Las paginas cuestan mucho de abrir, y se arruga mucho, porque deja poco espacio que se pueda abrir bien (me paso con el de Fly, como los tomos de Hunter x Hunter que compre mexicanos).
Las onomatopeyas se conservan todas en japo, y fuera de viñeta, o el espacio entre viñetas en blanco o en un rincon te ponen la lectura o la equivalencia.

En cuanto a si es entendible, si se entiende, pero usan varias formas mexicanas muy raras para nosotros o que nos parecen ridiculas o raras. La tradución de Hunter x Hunter habia menos "localismo" aunque es inevitable que hayan porque es su variante del español.
Si aceptan que digan cosas como chance por oportunidad, referi como arbitro, y hijole, orale y alguna cosa más (sobretodo algunas formas raras de los verbos), el resto es facil de entender y es una manera alternativa de leerlo.

Por lo visto suelen venderlos en eventos, como el Japan Weekend (almenos aqui en Barcelona). No se si la editorial o distribuidora era Ab Fenix o algo asi.
EL precio eran 6'5 el tomo, pero el segundo tomo lo bajaron a 4 que rabia ¬¬.
Vendian la serie completa de 37 numeros de Fly a 140 euros.

A saber si algun dia aqui publican por fin la serie entera. Que publiquen otras series de Dragon Quest es dificil...
La de DQ El Emblema de Rotto se que esta publicada en Francia, y aunque no venga al caso, la que dije de los mismos autores Beet the Vandal Buster esta editada en USA.

Roy acerca de los animes, he visto alguna OVAs, una de un solo episodio, y otra de varios, del mundo Dragon Quest que estaban entretenidas y pasables, más parecido a las historias o ambiente de los juegos. Pero hace años que no estoy al dia asi que no se si habra novedades.

Taicho dijo...

Correción: Los tomos valian 6'5 el primer dia, pero el segundo DIA los rebajaron a 4 euros.

Anónimo dijo...

he leido comentarios hacerca de la serie y no puedo creer que aun digan que la serie en manga no tuvo final y desde luego que lo tuvo son 37 tomos para los que no esten del todo informados la version esta en español (españa) y aunque estuvo bastante buena igual me quede siempre con la duda si fly no murio en la batalla contra baan a donde se fue aun asi el manga esta genial personalmente a mi me gusto despues de 12 años me he visto el final de tan buena serie aclaro que solo en manga tiene un final ya que el anime nunca lo tuvo

Serrano_Saiyano dijo...

Buen artículo. Para mí es un manga de la altura de Dragon Ball. Son mis dos mangas favoritos, y ya que planeta no se digna a publicarlo, hace poco compré la edición mexicana que está muy bien adaptada. Si planeta la saca, la compraré igualmente, este manga lo merece. Si la Toei quiere ingresos, que decida acabar este anime. Empezar los nuevos episodios con la Cofradía del Dragón, y en HD sería la hostia. Vi el anime apenas con 5 años en canal sur, después de la emisión de Dragon Ball Z 146, y tengo las 6 figuras que vi por aquí (la de Fly con la armadura que compra en Bengana no llegué a encontrarla). Con lo enorme que es esta serie, me da pena que no tenga el reconocimiento que merece...

Anónimo dijo...

Es cierto, la serie mejora muchísimo a partir del tomo 13, una pena que no se siguiese con el anime.

Yo habría mencionado que esta serie no acaba cayendo en los tópicos del shonen en los que el único que acaba haciéndose más poderoso es el personaje principal y el resto de protagonistas acaba de público en sus combantes. En esta serie el resto de personajes también se hacen poderosos (sin llegar al nivel del prota) y siguen siendo útiles durante toda la serie, de hecho Fly habría acabado muerto de no ser por ellos.

También se ve como maduran y evolucionan a nivel personal y tienen crisis y dilemas, acaban estando mucho más humanizados que la mayoría de personajes de los manga, cosa que se agradece mucho.