ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Piraña (Piranha)




Valoración personal: 9/10.

Título original: Piranha Año: 1978 País: Estados Unidos Director: Joe Dante Guión: John Sayles Reparto: Bradford Dillman, Heather Menzies, Kevin McCarthy, Keenan Wynn, Dick Miller, Melody Thomas, Belinda Balanski, Barbara Steele, Paul Bartel, Barry Brown, Bruce Gordon



Comentario:

El éxito del film de Steven Spielberg "Tiburón" (Jaws, 1975) dio lugar a multitud de copias, la mayoría de ellas bastante malas y aburridas, todo sea dicho. Pero hubo dos que destacaron por encima de las demás: "Orca, la ballena asesina" (Orca, Michael Anderson, 1977) y "Piraña", esta última dirigida por Joe Dante y producida por Roger Corman. Dante es bien conocido por todos los aficionados al cine fantástico y de terror. Digno sucesor de Corman como director, en su filmografía nos encontramos auténticos clásicos ochenteros, como "Aullidos" (The Howling, 1981) o la archiconocida "Gremlins" (1984).

En "Piraña" el terrible tiburón protagonista de la obra maestra de Spielberg es sustituido por una camada de pirañas genéticamente mejoradas, las cuales permanecen encerradas en la piscina de una base militar ubicada a orillas de un río. Una joven empleada de una agencia de personas desaparecidas, acompañada por un hombre que vive cerca de la base, entra en el recinto en busca de pistas sobre el paradero de dos jóvenes desaparecidos. La muchacha libera por error a las pirañas de la piscina y éstas van a parar al río. Lo más alarmante es que unos cuantos kilómetros río abajo se encuentra un campamento de verano y también un parque acuático.

"Piraña" es un film honesto, eso está claro. Dante es consciente en todo momento de que está dirigiendo un exploit de "Tiburón", y eso es algo que demuestra ya desde el inicio de la cinta, mostrándonos a la protagonista jugando a la máquina recreativa de dicha película. También encontramos guiños y referencias a clásicos del cine de serie B de los años 50, así como al mundo de la televisión. Pese a que estemos ante una película surgida a raíz del éxito de otra producción, "Piraña" consigue incorporar elementos propios que la convierten en una cinta muy divertida e interesante y no en una simple copia.

El film cuenta con esa peculiar mezcla de humor y terror que caracterizaría a futuros trabajos de Dante. En esta ópera prima en solitario del director de "Gremlins" se acentúa el tono terrorífico por encima de la comedia. De hecho, hay escenas verdaderamente impactantes y aterradoras, como la secuencia en la que las pirañas devoran a un señor delante de su hijo o cuando atacan ferozmente a un grupo de niños. En muy pocas películas he visto que las víctimas sean niños pequeños; aunque, claro, estamos ante una peli de serie B hecha en los 70, una década en la que todo era posible en pantalla. A la memoria me viene "Asalto a la comisaría del distrito 13" (Assault on Precinct 13, John Carpenter, 1976), donde una niña es asesinada sin contemplaciones.

Aunque veamos litros y litros de sangre, en muy pocas ocasiones vemos a las pirañas, y si las vemos suele ser de forma muy fugaz. Esto es debido al ajustado presupuesto. De todos modos, Dante sortea los problemas presupuestarios insinuando más que mostrando, por lo que la sensación de peligro es constante. Con sólo ver el río el espectador tiene la sensación de que esas aguas son altamente peligrosas, pues en cualquier parte bajo la superficie pueden estar esos pequeños y hambrientos pececillos ansiosos de carne humana.

Me gustó bastante el hecho de que los protagonistas no fueran héroes ni ciudadanos americanos ejemplares; más bien al contrario. La detective es inocente y algo despistada, y el hombre que la acompaña es un padre de familia fracasado que ahoga sus penas en la bebida. Esta curiosa pareja intentará por todos los medios dar la voz de alarma y avisar de la gran amenaza que han liberado sin querer, aunque en su camino se encontrarán diversos obstáculos, como los militares, quienes están totalmente dispuestos a impedir que el secreto en torno a las pirañas se haga público. Otro de los motivos por los que "Piraña" destaca por encima de otros exploits de "Tiburón" es por incluir un claro mensaje ecologista y antibelicista.

Las más que correctas actuaciones de la pareja protagonista son complementadas por la presencia de actores como Kevin McCarthy, protagonista de la mítica "La invasión de los ladrones de cuerpos" (Invasion of the Body Snatchers, Don Siegel, 1956), Barbara Steele, musa del cine de terror de los 60, y Dick Miller, protagonista de "Un cubo de sangre" (A Bucket of Blood, Roger Corman, 1959) y uno de los rostros más reconocibles en las producciones de Dante.

El film estuvo a punto de ser demandado por la Universal, ya que en dichos estudios consideraron que una película tan parecida a "Tiburón" podría afectar negativamente en taquilla a la primera de sus terribles secuelas, "Tiburón 2" (Jaws 2, Jeannot Szwarc, 1978), la cual estaba a punto de estrenarse. Sin embargo, Spielberg vio "Piraña" y le gustó, por lo que convenció a los de la Universal para que no demandaran a la compañía de Roger Corman. Años después, Spielberg contrató a Dante para que dirigiera junto con él, John Landis y George Miller "En los límites de la realidad" (The Twilight Zone: The Movie, 1983). Poco después le asignó el puesto de director en "Gremlins".

A pesar de su condición de semi-plagio, el film fue un éxito en su día y dio lugar a una falsa secuela titulada "Piraña II: los vampiros del mar" (Piranha Part Two: The Spawning, 1981), dirigida por James Cameron (supuso su debut como director, aunque suene increíble). En 1995 se hizo una nueva versión para TV y en el año 2010 se estrenó "Piraña 3D" (Piranha 3D), un nuevo remake dirigido por Alexandre Aja.

A todo esto, en la peli aparece durante breves instantes un adorable monstruito animado por stop-motion. Sólo por este motivo ya queda claro que estamos ante un buen film que gustará a todo buen aficionado al género que se precie.

Imágenes:

























5 comentarios:

Raül Calvo dijo...

La verdad es que siempre me ha sentado mal esta calificación de semiplagio de Piraña hacia Tiburón. Cierto, la peli se produce a raíz del éxito de Tiburón pero es que Tiburón, como dice el propio Corman en uno de los extras de la edición en DVD/Blu-ray, era "una película a lo Roger Corman pero hecha con dinero".

Roy D. Mustang dijo...

Hombre, pero ten en cuenta que tanto el propio Dante como Corman eran conscientes de que estaban haciendo algo basado en Tiburón. Ahora que lo que dice Corman también es cierto. Del mismo modo Alien es como una película de marcianos de los años 50 pero con mucho presupuesto.

Raül Calvo dijo...

Sí, a eso me refiero. Es decir, obviamente Corman quería aprovecharse del éxito de Tiburón, y en el fondo Tiburón es básicamente una peli de monstruos como las que durante décadas había producido Corman. Hollywood se empezaba a alimentar de los hallazgos de la serie B, así que es hasta cierto punto lícito que la serie B se aprovechara de Hollywood.

El Tipo de la Brocha dijo...

La profundización en los personajes que hay en Tiburón no la hay en Piraña. Los diálogos de Tiburón son claves.

Y ojo, que me gusta Piraña.

Roy D. Mustang dijo...

Opino lo mismo que tú, Tipo de la Brocha.