ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

miércoles, 6 de febrero de 2013

Rojo oscuro




Valoración personal: 10/10.

Ficha técnica:

Título: Rojo oscuro

Título original: Profondo rosso (Deep Red)

Año: 1975

Duración: 126 min.

País: Italia

Director: Dario Argento

Guión: Dario Argento, Bernardino Zapponi

Música: Goblin

Fotografía: Luigi Kuveiller

Reparto: David Hemmings, Daria Nicolodi, Gabriele Lavia, Macha Méril, Eros Pagni, Giuliana Calandra, Piero Mazzinghi, Glauco Mauri, Clara Calamai, Nicoletta Elmi

Productora: Rizzoli Film

Género: Terror. Intriga. / Giallo. Asesinos en serie.

¿De qué va?:

Una famosa médium alemana está dando una conferencia cuando, de pronto, capta la presencia de una persona con tendencias homicidas entre el público. Esa misma noche, es asesinada en su apartamento. Un pianista fracasado llamado Marcus Daly (David Hemmings) es testigo del homicidio; pero no logra ver el rostro del asesino, quien logra huir de la escena del crimen sin problemas. Movido por la curiosidad, Marcus se empeña en capturar al criminal, por lo que comienza a seguirle la pista en compañía de Gianna Brezzi (Daria Nicolodi), una joven reportera. Sin embargo, el asesino parece estar siempre un paso por delante, ya que mata a todos aquellos que puedan proporcionar pistas útiles para resolver el caso. Por supuesto, la pareja protagonista también corre el riesgo de morir a manos del misterioso psicópata.



Comentario:

"Rojo oscuro" está considerado, junto con "El pájaro de las plumas de cristal" (1970, Dario Argento) y "Suspiria" (1978, Dario Argento), como uno de los mejores trabajos de Dario Argento. En este giallo, el maestro del terror italiano perfecciona su estilo y los elementos propios de sus films.

Antes de nada he de decir que hay dos versiones de la cinta. Recomiendo encarecidamente ver la versión original italiana de 126 minutos de duración. Personalmente pienso que es una versión mucho más completa que la que dura 100 minutos.

La forma en que está estructurada la película es muy parecida a la de "El pájaro de las plumas de cristal", así como los elementos que la conforman. Marcus Daly, el protagonista de la historia, es un pianista sin éxito que se encuentra deambulando por las calles de Roma, como si su vida fuera a la deriva. De repente, es testigo de un homicidio. Es entonces cuando su vida recibe un chispazo y, en cuestión de segundos, recupera la vitalidad perdida. Presa de una morbosa curiosidad, Marcus se obceca en dar con el criminal.

Una de las cosas que más me gustan de esta película es que Argento juega constantemente con el espectador, concretamente con su capacidad de observación y deducción. Segundos después de contemplar el crimen, Marcus sube al apartamento de la víctima, donde atraviesa un pasillo lleno de escalofriantes pinturas. Más tarde, cuando la policía entra en el apartamento, Marcus vuelve al lugar del crimen, y es entonces cuando tiene la sensación de que algo ha cambiado, como si alguien se hubiera llevado uno de los cuadros del pasillo. Si nosotros, los espectadores, hemos estado atentos a lo que sucede en pantalla, también tendremos la misma sensación.

La trama se desarrolla de una forma inteligente y divertida, motivándonos a resolver el crimen antes que el protagonista. A lo largo del film se nos dan numerosas pistas sobre la identidad del asesino, y no serán pocos los personajes de los que sospechemos. Cuando creamos saber quien es el criminal, nos vendrá a la mente un recuerdo de lo que hemos visto que echará por tierra todas nuestras teorías.

El elenco no está nada mal. El actor británico David Hemmings se desenvuelve bastante bien interpretando a Marcus. Daria Nicolodi desempeña un buen papel como la ambiciosa reportera Gianna Brezzi. Poco después del rodaje, esta actriz comenzó una relación con Dario Argento, con quien se casó y tuvo una hija, Asia Argento. Nicolodi aparecería en futuros títulos de Argento, ya que éste la tenía como una especie de musa. Desgraciadamente, se separaron en 1985, poco después del rodaje de "Phenomena" (1985, Dario Argento).

Si por algo destaca "Rojo oscuro" es por la cuidada estética de la que hace gala. Sin duda, Argento se esforzó para que este giallo contara con un poderío visual superior al de sus anteriores producciones. Lo mismo se puede decir de los decorados, minimalistas pero de innegable poderío visual. Hay una escena en la que Marco tiene una conversación con Carlo que tiene lugar al lado de una reconstrucción del famoso cuadro "Nighthawks" de Edward Hopper. Otros escenarios a destacar son el teatro en el que la médium da su conferencia, donde abunda el color rojo, y el fantasmagórico caserón en el que se infiltra el protagonista.

Las muertes son brutales. De todas ellas, me gustaría destacar dos: la primera es la de una mujer que es asesinada en su propio hogar. Esta macabra secuencia está precedida por la presencia de una muñeca colgada de una soga. El asesino, tras golpear brutalmente a la mujer, llena una bañera con agua hirviendo y, cuando todo está listo, sumerge la cabeza de su víctima en el agua, dejándola con el rostro abrasado y deformado. El segundo asesinato que me impactó es el que está precedido por un muñeco de rostro diabólico. Este muñeco es destrozado de un solo golpe por el hombre hacia el que se dirigía, y es entonces cuando el asesino sale de su escondite, como un ente fantasmal, dejando literalmente sin dentadura a su víctima.

En algunas ocasiones, Argento le da a la historia cierto toque sobrenatural. Sólo hay que ver escenas como la inicial, con la médium percibiendo la presencia de un asesino entre el público, o aquella otra en la que el protagonista se infiltra en una casa abandonada. Así mismo, los momentos previos a una muerte están envueltos por un halo de misterio de lo más inquietante. Dos años después, Argento dirigió esa obra de arte que es "Suspiria". Desde entonces, muchas de sus películas han estado relacionadas con temas esotéricos y sobrenaturales.

Durante los momentos previos a un asesinato se crea una atmósfera desasosegante que mantiene en vilo al espectador. Desgraciadamente, algunas escenas podrían haber sido mucho más tensas, como la que tiene lugar dentro de la casa abandonada. Esta escena, al igual que muchas otras, está acompañada de música ambiental compuesta por el grupo de rock progresivo Goblin. El hecho de que una escena lúgubre y oscura esté acompañada por rock progresivo no me convence en absoluto, ya que la atmósfera no es todo lo espeluznante que debería ser.

Con una historia intrigante, una estética impecable y unas escenas de violencia explícitas a la par que bellas, "Rojo oscuro" se erige como uno de los mejores y más exitosos giallos de los 70; década en la que este subgénero tan mediterráneo se popularizó a nivel internacional. Recomendado, sin duda.

Imágenes:


























5 comentarios:

Raül Calvo dijo...

Si existen dos versiones de la película es solo porque el director del doblaje pensó que era demasiado larga y la cortó a su gusto. Para mí solo hay una versión, la de Dario Argento.

Es una película que me gusta mucho y en la que la influencia de Daria Nicolodi (fundamental aquí y en Suspiria) contribuyó a hacer un film de intriga muy "luminoso", sin la crueldad de films posteriores de Argento (se puede ver cómo evoluciona la relación entre ambos observando las progresivamente más crueles muertes que sufre Nicolodi en los films de Argento), además de ampliar las influencias del director (de ahí las diversas referencias pictóricas). Por otro lado, la banda sonora de Goblin es fantástica, me encanta ponerla de fondo cuando leo cómics/libros "giallianos".

Einer dijo...

Iba a decir lo mismo que Raül sobre las dos versiones. Yo tampoco considero lo del director de doblaje como una versión diferente aunque todos nos la hemos tragado alguna vez porque hasta hace no tanto era la versión más común.

En cuanto a la película, a mí me gusta mucho y creo que es mi favorita de Argento junto con Suspiria y Phenomena. La bandas sonoras de Goblin también me gustan aunque estoy de acuerdo en que a veces no es lo que uno se espera en este tipo de producciones.

Javier Simpson dijo...

Pues no sé si la vi, pero me apetece ver un giallo, que ya hace que no lo hago. Creo que el último que vi fue ese que pones como obra de arte, Suspiria, una peli interesante de Argento con toques de evidente fascinación mezclados con otros de evidente desconcierto por la extrañeza de lo que se ve, un cóctel que no te deja indiferente, desde luego.
Un abrazo, Roy. Buena entrada. A ver si la veo hoy y me atrevo a decir algo más…

WOLFVILLE dijo...


Mi favorita de Argento sin dudas. Le considero un director bastante irregular, pero en películas como la que nos ocupa sabe demostrar que es mucho más que un simple alumno de Mario Bava.

Javier Simpson dijo...

Pues la vi anteayer a la noche y siento decir que a mí me sigue rascando bastante su cine, no lo puedo evitar. Igual es una cuestión de gustos, aunque creo que no, que en este caso hay aspecto objetivos que no me gustan de él, como su ingenuidad para retratar el terror, o eso me lo parece a mí. Su guión es simplón a más no poder. Es cierto que hay ocasiones con buena atmósfera y puntuales ejercicios de estilo apabullantes, pero son demasiado puntuales y no ayudan a penas a la totalidad del film. Su humor tampoco ayuda demasiado. Estas pelis de Argento (las parecidas a Rojo oscuro) son como cuentos de terror infantiles con formato adulto de serie B en el que tiene cabida un gore un tanto aparatoso. Siento discrepar de tu gusto y del de Raül, gran aficionado a Argento. También es cierto que tal vez sea que no entro bien en su cine sin más y no lo llego a entender en toda la dimensión que puede tener. En fin: tampoco me voy a comer el tarro…
Ciao, Roy.