ATENCIÓN, AVISO PARA HISPANOHABLANTES: RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE VER LAS PELÍCULAS Y SERIES AQUÍ RESEÑADAS EN VERSIÓN ORIGINAL SUBTITULADA EN ESPAÑOL (V.O.S.E.)

lunes, 10 de septiembre de 2012

Mad Monster Party




Valoración personal: 7/10.

Ficha técnica:

Título: Mad Monster Party

Título original: Mad Monster Party

Año: 1967

Duración: 94 min.

País: Estados Unidos

Director: Jules Bass

Guión: Len Korobkin, Harvey Kurtzman (Historia: Arthur Rankin Jr.)

Música: Maury Laws

Fotografía: Tadahito Mochinaga, Animation

Reparto: Animación

Productora: Rankin/Bass Productions

Género: Animación. Comedia. Terror. / Monstruos. Hombres lobo. Vampiros. Drácula. Stop Motion. Comedia de terror.

¿De qué va?:

El barón Boris von Frankenstein, jefe del Consorcio de Monstruos, ha logrado completar su último y definitivo experimento: una pócima que, al explotar, es capaz de destruir absolutamente todo. Tras este éxito científico, Frankenstein piensa que ha llegado el momento de retirarse del mundillo de la ciencia y ceder su puesto como líder de la organización de monstruos a su sobrino, Felix Flankin, quien también heredará todas sus posesiones. Frankenstein convoca a los monstruos más famosos del mundo a su hogar, el cual es un viejo castillo del Caribe, en donde les comunicará la noticia de su retirada. Llegado el momento, los invitados no se toman muy bien dicha noticia, ya que algunos de ellos se niegan a aceptar que toda la herencia del ilustre doctor pase a manos de un humano tan patético y pusilánime como Felix. No pasa mucho tiempo hasta que Drácula, la novia de Frankenstein y la sensual secretaria del barón, llamada Francesca, comienzan a conspirar entre ellos con el fin de quitarse de en medio al joven y atontado sobrino de su anfitrión y, también, a cualquier otro monstruo que desee apoderarse del legado del barón. De esta forma podrán hacerse con la herencia y con la pócima que desintegra la materia, que es lo que más ansían.



Comentario:

"Mad Monster Party" es un entrañable e inolvidable homenaje al cine clásico de terror en general y a las películas de monstruos de la Universal en particular.

Uno tras otro, los monstruos más importantes de dicha compañía se dan cita en el castillo caribeño de Frankenstein. Drácula, el hombre lobo, el monstruo de Frankenstein y su novia, el hombre invisible, el Dr. Jekyll y Mr. Hyde, la criatura de la laguna negra, la momia, el jorobado de Notre Dame... Incluso el bueno del barón cuenta con una legión de zombies haitianos muy obedientes, vestidos para la ocasión con trajes de botones de color rojo. El único monstruo que no ha sido invitado al evento es uno que responde al nombre de "It", que es ni más ni menos que... bueno, mejor vedlo vosotros mismos.

La película no sólo es un homenaje al cine clásico de terror, sino también una parodia llena de guiños a este tipo de cine. El problema es que al ser una producción claramente dirigida a un público infantil, cuenta con un humor un tanto... simplón, por así decirlo. Un humor basado mayormente en el exceso de caídas, en juegos de palabras bastante pueriles y en estornudos y ronquidos molestos. Quizás por eso apenas me reí, y eso que yo me río con poco.

El director de la cinta fue Jules Bass. Este director estuvo a cargo de producciones infantiles que, a día de hoy, son consideradas auténticos clásicos. Desde especiales navideños de TV que marcaron a toda una generación en los EEUU, como "Rudolph, the Red-Nosed Reindeer" (1964, Larry Roemer, Kizo Nagashima), hasta películas de fantasía animada como, por ejemplo, "El Hobbit" (1977, Jules Bass, Arthur Rankin Jr.) y "El último unicornio" (1982, Jules Bass, Arthur Rankin Jr.).

Sin embargo, y a diferencia de otras producciones de la Rankin/Bass Productions, "Mad Monster Party" apenas tuvo éxito en su día, y eso que contaba con un guión coescrito por Harvey Kurtzman (editor de la extinta EC comics y de la revista Mad), con una animación stop motion de gran calidad y con unas marionetas la mar de simpáticas. Estas marionetas fueron diseñadas por Jack Davis, quien colaboró con Kurtzman dibujando comics de terror en los años 50.

Las marionetas son una delicia. Un trabajo artesanal más que notable. Todos los monstruos fueron hechos a partir de diferentes moldes. Por ende, son bien distintos entre sí y perfectamente reconocibles. Pocas veces he visto una variante de los monstruos de la Universal tan fiel a los originales. Los únicos diseños que me chirriaron un poco fueron el del hombre lobo y el de la criatura de la laguna negra.

El primer personaje que aparece en pantalla es el barón Boris von Frankenstein, personaje que no sólo tiene un nombre que alude al gran Boris Karloff, sino que también luce igual que dicho actor. Curiosamente, Boris von Frankenstein estuvo doblado por el mismísimo Karloff, siendo éste uno de sus últimos trabajos antes de su muerte, en 1969. He de añadir que éste no fue su primer trabajo como doblador. En 1967 ya había doblado al Grinch en el especial de TV "How the Grinch Stole Christmas!" (1966, Chuck Jones, Ben Washam).

La marioneta del monstruo de Frankenstein también guarda cierto parecido con Karloff, faltaría más... Al fin y al cabo, esta superestrella del cine de terror dio el salto al estrellato gracias a su papel de criatura de Frankenstein en ese clásico indiscutible que es "El doctor Frankenstein" (1931, James Whale).

Otro personaje que guarda una estética similar con otra cara conocida de la edad de oro de Hollywood es Yetch, quien luce igual que Peter Lorre. Hasta su voz es muy, pero que muy parecida a la de Lorre. Yetch es el bobalicón, mujeriego y carismático mayordomo de Frankenstein. Me gusta mucho este personaje. Su forma de hablar, pausada y tranquila, me encanta. De hecho, es el único personaje que me hizo esbozar más de una sonrisa con sus tonterías y sus patéticos numeritos.

La banda sonora también tiene su aquel. Algunas de las canciones tienen cierto toque pop sesentero, al igual que la música ambiental, la cual parece sacada de un episodio de Scooby Doo o de un corto de La pantera rosa. Luego hay otras canciones de marcado tono infantil, como "One Step Ahead". Y si hablo de la parte musical, sería un crimen no mencionar a Tibia y los peronés, esa banda de esqueletos ye-yés con pelucas que tocan mi tema favorito, "It's the mummy". Los esqueletos, al igual que el resto de personajes, están animados por medio de la técnica del stop motion, así que sobra decir que estamos ante una buena película. Y es que, claro, como suelo decir, toda película en la que haya esqueletos animados por medio de stop motion ha de ser, por narices, buena.

Eso sí, que sea buena no quiere decir que sea sobresaliente. El film adolece de ritmo. Según pasaban los minutos, tenía la sensación de que había algunas escenas, como la presentación de Felix en la tienda o la delirante escena de Yetch en la cocina, que se alargaban más de lo debido. Hubo un momento en el que me pregunté si la idea original por parte de Bass y compañía era hacer un especial de televisión de no más de una hora. Un especial que, por vicisitudes del destino, acabó prolongándose hasta convertirse en una película de una hora y treinta y cinco minutos de duración. Y claro, teniendo en cuenta que estamos ante una producción dirigida al público infantil, eso es demasiado tiempo. Por regla general, los niños se aburren fácilmente si una película dura más de una hora.

Decía al principio de este comentario que "Mad Monster Party" no tuvo mucho éxito en su día. Sin embargo, años después comenzó a emitirse en TV anualmente y en fechas navideñas, para disfrute de los más pequeños de la casa. Con el paso de los años, se creó una especie de fanatismo a su alrededor por parte de nostálgicos que se criaron viéndola navidad tras navidad, de ahí que se haya ganado su merecido estatus de obra de culto.

Así mismo, "Mad Monster Party" ha influido a famosos directores de cine aficionados al género fantástico y de terror, como Henry Selick y Tim Burton, famosos por trabajos como "Pesadilla antes de navidad" (1993, Henry Selick) y "La novia cadáver" (2005, Tim Burton, Mike Johnson), entre otros muchos más. De hecho, Tim Burton la tiene entre sus películas de cabecera.

Aunque en otros países del mundo muchos chicos han disfrutado de este entrañable film desde su infancia, aquí, en España, nunca nos llegó. Una pena, la verdad. De todas formas, a día de hoy, y gracias a Internet, podemos verlo cuanto antes comprando la edición extranjera en Blu-Ray o en DVD.

En fin, si os gustan los clásicos de terror gótico de la Universal tanto como a mí, no os perdáis "Mad Monster Party". Seguro que no os decepcionará. Y si tenéis hijos de no más de siete años, ya estáis tardando en ponerles esta película. Igual creáis un futuro Tim Burton, o algo.

Imágenes:




























9 comentarios:

Raül Calvo dijo...

Te me has adelantado, esta semana la iba a comentar! el miércoles o el jueves la iba a poner en el blog.

Roy D. Mustang dijo...

Mola. La leeré gustosamente :).

Miyu dijo...

A mí no me sonaba, pero son super monas las marionetas: ¡Qué entrañables! Tengo que verla, porque pinta realmente bien, y la verdad es que no se hacen ya películas así, ya no se curran tanto las marionetas ni nada de eso, que ahora todo es digitalizado, y para mí, ha perdido un poco su esencia... U__U

Roy D. Mustang dijo...

¡Míratela, míratela! Es puro sense of wonder. Eso sí, ten en cuenta que está destinada a un público infantil, jaja.

El Tipo de la Brocha dijo...

No la conocía y... guau, tengo que verla. Una pena lo del ritmo, pero las marionetas me privan.

José Andrés dijo...

No la conocía, pero tiene una pinta estupenda.
Me la apunto para verla en un futuro :)

Samantha Monaxia dijo...

Creo que ha sido la entrada que más me ha gustado porque es la única película que he visto de las que sueles poner, creo recordar.

Las imágenes, como siempre, una pasada!

Einer dijo...

Es verdad que son super chulas las marionetas. Que pena que el humor esté orientado a los peques porque una gamberrada tipo Meet the Feebles con estos personajes hubiera sido descacharrante.

Roy D. Mustang dijo...

@El Tipo de la Brocha y José Andrés: pues vedla, vedla, a ver qué os parece.

@Samantha: ¡ya esta hora! Jeje

@Einer: ¿a lo Meet the Feebles? Hubiera salido algo muy, pero que muy gore, jeje.